01 Jun 2021

Ventilación en granjas porcinas – Back to basics



AUTOR

Laura Pérez Sala

Licenciada en Veterinaria por la UAB y Master en Sanidad y Producción Porcina por la UdL. Trayectoria profesional se desarrolló en el área del marketing de la industria del Petfood En la actualidad ejerce como Veterinaria especialista en producción porcina y Personal Coach

A muchos técnicos nos ocurre que hay determinados problemas que se nos acaban cronificando en nuestras granjas, tanto, que al final lo observamos como si fuera una característica intrínseca de la granja y no un hecho a solucionar.

 

Suele pasar con aquello que no se resuelve ni con una vacuna ni con un antibiótico, sino que requieren mayor esfuerzo, como son factores ambientales o de manejo.

En otras ocasiones, no se arreglan las cosas, no por negligencia del ganadero, sino por nuestra tendencia a dar por sentados aspectos y conocimientos. Así que muchas veces es un buen ejercicio repasar los principios y las bases. Es lo que los ingleses denominan “Back to basics

En el caso de la ventilación y el ambiente sabemos que puede ser uno de los factores predisponentes para patologías respiratorias, así como problemas de bienestar y comportamiento, como la caudofagia. Solo por ello, merece la pena recuperar los principios de una buena ventilación.

¿Para qué ventilamos?

  • Para proporcionar oxígeno.
  • Para controlar la temperatura.
  • Para eliminar la humedad, el exceso de calor, los gases, el polvo, las bacterias, los virus, las esporas de hongos y los productos químicos.
  • Para mantener a los cerdos y a los ganaderos más sanos y felices.
  • Para prolongar la vida útil del edificio.

Todo muy simple y de sentido común, pero ¿por qué es importante controlar la temperatura? Pues, aunque parezca mentira, para no perder dinero.

Unas malas condiciones ambientales pueden manifestarse con la disminución de la tasa de crecimiento, aumento en el índice de conversión, de la mortalidad y la morbilidad, disminución de los parámetros reproductivos y productivos, aumento del gasto farmacéutico, así como el número de días ocupados de las instalaciones.

En nuestro país, gran parte de la producción porcina intensiva se encuentra en zonas con inviernos fríos y húmedos por presencia de niebla, y veranos muy calientes y secos.

Pero en los últimos años, y debido al cambio climático, las temperaturas de primavera y otoño también pueden llegar a ser muy altas, aumentando los días que los animales pueden sufrir estrés por calor.

Es probable encontrar mordeduras de cola y orejas, animales sucios, incluso disminución del consumo de alimento antes de la época esperada. Pero no solo en las fases de cebo, en las granjas de cerdas también se puede observar cierta disminución del rendimiento reproductivo en primaveras especialmente calurosas.

¿Cómo se reflejan las pérdidas en lechones?

  • Disminución de la ganancia media diaria.
  • Disminución de los rendimientos de canal con pesos poco rentables a nivel de comercialización. 
  • Disminución de la calidad de la canal debido a un aumento del acúmulo graso, incluso a nivel intermuscular
  • Pérdidas importantes en el acabado de cerdos.

¿Cómo se reflejan las pérdidas en reproductoras?

  • Prolongación del intervalo destete-celo.
  • Aumento de repeticiones y días no productivos.
  • Disminución del número de cerdos nacidos vivos.
  • Disminución de los pesos de los lechones al nacimiento y destete.
  • Incremento mortalidad de cerdas.

“En la actualidad, el estrés térmico cuesta a los productores de porcino de EE.UU. más de 900 millones de dólares al año debido a pérdidas en la reproducción y acabado.” -Dr. Lance Baumgard, profesor asociado del Departamento de ciencia animal de la Universidad Estatal de Iowa.

Back to the basics, recordemos que:

 

Los cerdos son animales homeotérmicos que mantienen la temperatura central del cuerpo dentro de límites estrechos a pesar de las variaciones en el entorno climático. Esta capacidad se logra mediante mecanismos termorreguladores que mantienen un equilibrio entre la producción de calor y los mecanismos de pérdida de calor. 

Cuando se exponen a condiciones de calor, los cerdos mantienen la temperatura central aumentando la disipación de calor al medio ambiente y disminuyendo la producción de calor metabólico.

Los cerdos reaccionan a las altas y bajas temperaturas, pero esta reacción estará relacionada con la sensación térmica que ellos perciben, no es un reflejo exacto de lo que está marcando el termómetro. 

La sensación térmica depende de la temperatura, humedad, tipo de suelo, velocidad del aire, tipo de raza, composición de la dieta e ingesta, etc. Observando a los cerdos podremos saber si estos se encuentran dentro de lo que supone la Zona de CONFORT TÉRMICO. 

Cuando los cerdos tienen calor, raramente los veremos secos. Los encontraremos sucios, húmedos y acostados en toda su extensión para augmentar la superficie de contacto con el suelo (pérdida de calor por conducción, convección y radiación). 

Esta forma de perder calor será más efectiva cuanto mayor sea la diferencia entre la temperatura ambiental y la temperatura corporal del animal. Cuando apenas hay gradiente, y la temperatura ambiental y corporal se acercan, lo que dificulta la pérdida de calor.

La ingesta de agua también tiende a aumentar conforme aumenta la temperatura, a la vez que disminuye el consumo de alimento y aumenta la frecuencia respiratoria traducida en jadeo (recordemos que los cerdos apenas tienen glándulas sudoríparas).

La ventilación funciona cuando se siguen las reglas y la elección del método depende del coste, la recuperación de la inversión y la adecuación a las circunstancias. Es fundamental evaluar el rendimiento técnico y el consumo de energía, no solo por factores económicos, sino por responsabilidad medioambiental. 

Los sistemas más modernos van muy bien, siempre y cuando se conozca su funcionamiento y sean resistentes a usos intensivos y condiciones agresivas. Hay excelentes asesores especialistas en éste área que nos pueden ayudar a elegir el método adecuado.

ALGUNAS TENDENCIAS EN VENTILACIÓN

Ventilación forzada + nebulización

Los sistemas de enfriamiento evaporativo funcionan cambiando el estado psicométrico del aire, es decir, mayor humedad y una temperatura más baja por contacto con la superficie del aire humedecido con agua rociada.

 El sistema de aspersión consiste en la formación de gotitas extremadamente pequeñas, aumentando la superficie de cada gota de agua expuesta al aire, asegurando una evaporación más rápida

La nebulización asociada con el movimiento del aire, provocada por los ventiladores, acelera la evaporación y evita que se produzca la pulverización en un lugar, lo que podría mojar en exceso una determinada zona de la nave o unos animales en concreto. 

La nebulización del agua sin el uso de ventiladores u otros sistemas de control podría suponer el aumento exagerado de la humedad relativa de la zona y mojado directo de los animales.

Enfriamiento del suelo y del agua de bebida en maternidades

Durante la fase de lactancia siempre nos encontramos, ambientalmente hablando, con el mismo dilema: la diferencia entre la temperatura de confort de las cerdas y de los lechones, es abismal.

Las cerdas no toleran bien las altas temperaturas y ello afecta su consumo de alimento y producción de leche. Todos tenemos como referencia el estudio de Quiniou et al, 2000

Figura 1. Relación entre la temperatura ambiental y el consumo de pienso en maternidad. 

Durante el verano de 2016, Lallemand Animal Nutrition realizó un estudio de campo con el objetivo de evaluar la realidad del estrés por calor en granjas de cerdas en Europa.

Los investigadores demostraron que cuando la temperatura ambiental aumentaba de 18 °C a 28 °C, la producción de leche disminuía en un 25%.

Ya hace años que investigadores de diferentes nacionalidades buscan sistemas sencillos y asequibles que ayuden a combatir el estrés térmico en las cerdas de la maternidad. 

  • Silva et al. estudiaron en el 2016 el efecto que tenía enfriar el agua de bebida de las cerdas. El uso de este sistema aumentó la ingesta de alimento de las cerdas en un 20% y mejoró la producción de leche y el rendimiento de los lechones.
  • También se investigó un método para enfriar el suelo de la paridera. En los animales expuestos al enfriamiento del suelo se observaron cambios significativos en sus parámetros fisiológicos, así como en el rendimiento y producción de leche, lo que resultó en un aumento significativo del peso de los lechones al destete.

 

El diseño de Yu

El Grupo de producción chino Tianzow ha desarrollado un concepto de producción porcina orientado a la sostenibilidad.

El presidente de Tianzow, el Sr. Yu Ping, ha creado un nuevo modelo de construcción de granjas de cerdos conocido como «El diseño de Yu». 

Utilizando su formación y conocimiento, ha combinado experiencias prácticas en ingeniería y fabricación industrial, con la gestión y construcción de granjas de cerdos para desarrollar un concepto donde se combina eficacia y respeto del medio ambiente.

El diseño de Yu se basa en los principios de «3-no & 4-save».

Los “3 no”

1.No hay aguas residuales: la fosa séptica está equipada con una bomba sumergible de mezclado y corte que bombea las heces y la orina a un lecho de fermentación ectópica para un tratamiento inocuo.

2.No tiene olor: se eliminan los olores a través de la torre de aire patentada. Esto tiene la función múltiple de controlar la temperatura y eliminar los olores.

3.No hay mosquitos ni moscas: tratamiento de residuos y cadáveres mediante fermentación, esterilización y secado. Todo el proceso es sin humo, inodoro y respetuoso con el medio ambiente.

 

Los “4 save”

1.Save Land: Ahorrar terreno

2.Save costs: Ahorrar costes

3.Save energy: Ahorrar energía. 

Las granjas están diseñadas y construidas con un sistema de aislamiento y prevención de calor totalmente cerrado. El enfriamiento se logra a través de túneles subterráneos y celdas de enfriamiento y la recirculación de aire se utiliza para proporcionar calefacción adicional cuando sea necesario. 

  • La ventilación se produce naturalmente, con ventilación mecánica sólo cuando es necesario. 
  • Los sistemas de control de temperatura en las granjas de cerdos aseguran una temperatura constante de 22-23°C en invierno y 27-28°C en verano
  • La iluminación es completamente natural.

4. Save labour: Ahorrar mano de obra.

Estos son solo algunos ejemplos de innovación en el ámbito del control ambiental que se está usando en las granjas de diferentes puntos del planeta.

¡Hay muchísimos más casos de éxito!

Ya sabemos que China avanza a pasos agigantados en sus desarrollos técnicos en todas las industrias, pero para mí es esperanzador que, desde la gran potencia asiática, se apueste por modelos donde la sostenibilidad sea uno de los principios fundamentales. 




Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

11-06-2021

Maíz

278€/Tm

0€/tm

Lleida

Trigo

11-06-2021

Trigo

235€/Tm

-6€/tm

Lleida

Soja

11-06-2021

Soja

399€/Tm

-6€/tm

Lleida

Cebada

11-06-2021

Cebada

220€/Tm

-10€/tm

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
porciNews en
Youtube