AUTOR

Antonio Rodríguez-Bertos

Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET), Universidad Complutense de Madrid Departamento de Medicina Interna y Cirugía Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid

Belén Rivera

Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria, VISAVET-UCM

Carmina Gallardo

Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria, VISAVET-UCM

Cristina Jurado

Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria, VISAVET-UCM

Estefanía Cadenas-Fernández

Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET), Universidad Complutense de MadridDepartamento de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid

José A. Barasona

Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET), Universidad Complutense de MadridDepartamento de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid

José M. Sánchez-Vizcaíno

Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET), Universidad Complutense de MadridDepartamento de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid

Marisa Arias

Laboratorio de Referencia de la UE para PPA, Centro de investigación en Sanidad Animal (INIA-CISA)

La Peste Porcina Africana (PPA), la mayor amenaza para el sector porcino de todo el mundo, se ha propagado a más de 55 países en tres continentes, estimándose una afectación de más del 77% de la población porcina mundial.

En la UE, el jabalí silvestre (Sus scrofa) es el hospedador más importante. De hecho, los principales factores que han facilitado la propagación constante y sin precedentes de la PPA por Europa son:

El comercio

El movimiento continuado de las poblaciones de jabalíes infectados entre las distintas regiones

La ausencia de una vacuna para prevenir la infección

 

LA PPA PERFILA EL NUEVO ORDEN MUNDIAL PORCINO

La Peste Porcina Africana es una de las enfermedades víricas de mayor impacto en el sector porcino, ya que las cepas virulentas del virus provocan fiebre hemorrágica aguda o hiperaguda en los animales con una mortalidad de hasta el 100%.

Debido a sus devastadoras consecuencias socioeconómicas y sobre la salud animal, la PPA está catalogada como una Enfermedad de Declaración Obligatoria a la OIE.

A falta de una vacuna o un tratamiento específico eficaz frente a la PPA





 

logo