13/06/2019

Patología

Patología

get_the_title

Vacunación contra la Enfermedad de los Edemas para eliminar uso de colistina tras destete

La aparición de bacterias multirresistentes es una de las principales amenazas globales para la salud pública, siendo crucial adoptar estrategias, como la vacunación, para minimizar el uso de antibióticos en la producción porcina.

El desarrollo de resistencia a los antibióticos es considerado hoy en día como una de las principales amenazas globales para la salud pública, causando gran impacto clínico, epidemiológico y microbiológico que tenemos que afrontar.

El uso inadecuado e indiscriminado de los antibióticos es uno de los elementos principales que ayudan a este fenómeno, junto con el control deficiente de las infecciones bacterianas, una situación que incluye tanto a la salud humana como a la sanidad animal, la agricultura, el medio ambiente y el comercio.

En España mueren ocho veces más personas por la resistencia a antibióticos que por accidentes de tráfico, según han alertado las Sociedades Españolas de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), de Farmacia Hospitalaria (SEFH), y de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, junto con el Foro Español de Pacientes, la Alianza General de Pacientes y la Plataforma de Organizaciones de Pacientes.

Además, España se sitúa a la cabeza de Europa en cuanto a las ventas de antibióticos de uso veterinario, destacando el elevado nivel de ventas de tetraciclinas, penicilinas, sulfonamidas, enrofloxacinas y polimixinas.

Dentro de las polimixinas, la colistina se ha usado ampliamente en medicina veterinaria, especialmente para controlar la diarrea en cerdos después del destete.

En medicina humana, las opciones de tratamiento son limitadas para pacientes infectados con bacterias resistentes como Enterobacteriaceae resistente a carbapenos y Acinetobacter spp. Y la colistina es un antibiótico «antiguo» que se ha reintroducido en la medicina humana para tratar infecciones multirresistentes.

También ha jugado un papel importante la aparición del gen MCR-1, un mecanismo genético que confiere resistencia a las enterobacterias a la colistina. Fue descubierto en una cepa de E. coli en un cerdo en China en 2015. Pero además, se ha aislado en más países de Europa (Holanda, Francia, Reino Unido, Dinamarca, España y Portugal) y también en USA lo que demuestra su actual distribución mundial.

Por otro lado, España, en el informe de ventas de ESVAC de 2014 (European Surveillance of Veterinary Antimicrobial Consumption), el cual recoge datos de ventas de antimicrobianos, presentó el mayor consumo de colistina, 37 mg/PCU y, por ende, el mayor consumo total de antibióticos veterinarios. En 2015 se redujo a 35 mg/PCU.

Si comparamos España con el nivel de ventas de colistina en 2014 en países con el mismo nivel de producción porcina, España se encontraba muy por encima de los niveles consumidos en otros países europeos:

Por todo ello, el 27 de julio de 2016, la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) estableció un umbral de uso máximo de colistina de 5 mg/PCU, que los Estados Miembros deberían alcanzar en un período de tres años, siendo el objetivo ideal 1 mg/PCU.

Para llevar a cabo esta reducción en los niveles de colistina consumidos en España, el 15 de septiembre de 2016 se reunieron en la sede de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), representantes de las asociaciones nacionales de veterinarios y profesionales del sector de producción porcina para firmar junto al PRAN el denominado Acuerdo para la Reducción Voluntaria del Consumo de Colistina en el Sector del Ganado Porcino de España. El objetivo fundamental de esta alianza era reducir el consumo de colistina (5 mg/PCU en 3 años) y controlar el consumo alternativo de neomicina y/o apramicina.

Como resultado, en el octavo informe del proyecto ESVAC en 2016 de 30 países del Espacio Económico Europeo, en el caso de España, ha habido un decrecimiento del consumo de antibióticos con un descenso del 14 % en las ventas de antibióticos veterinarios desde 2015 (mg/PCU, informe ESVAC 2016), con un impulso muy destacado de los Programas REDUCE.

En ganadería porcina se han adherido a este programa 55 empresas que conforman el 80 % del sector y ya han registrado una reducción del 85,8 % en el consumo total de colistina, antibiótico de importancia crítica para la salud humana. Además se ha controlado el consumo alternativo de neomicina y/o apramicina, sin existir un incremento masivo en el uso de la apramicina (+1.21 mg/PCU) y con una reducción del 68% del consumo de neomicina.

Aunque estos datos se deben evaluar con cautela, se puede decir que en España, gracias al nivel de concienciación del sector y a las medidas implementadas desde el PRAN, se espera una reducción gradual tanto en consumo total, como en los críticos, concretamente colistina.

Como alternativas a la colistina hemos tenido que mejorar nuestras medidas de higiene y desinfección, manejo y bioseguridad, siendo necesario a veces el empleo de aditivos y vacunas.

Debido a esta reducción y/o eliminación de colistina, bacterias Gram-negativas, como las cepas de E. coli productoras de toxina Shiga (STEC/VTEC) que permanecían controladas con dicho antibiótico, han empezado a manifestarse en granjas Stx2e positivas, existiendo en algunos, casos brotes de enfermedad de los edemas (ED).

Pero por suerte, contamos con herramientas alternativas eficaces como Ecoporc SHIGA©, vacuna que genera anticuerpos neutralizantes frente a la toxina Shiga. Por eso se realizó un estudio para explorar el uso de Ecoporc SHIGA©, contra la enfermedad de los edemas en lechones de una granja con antecedentes de ED como herramienta para eliminar el uso de colistina.

En el estudio un total de 1.824 cerdos de transición fueron monitorizados durante un periodo de 21 meses. Para ello se dividieron en 2 grupos:

  • Grupo A (n = 480) recibió pienso suplementado con óxido de zinc, colistina y amoxicilina.
  • Grupo B (n = 1344), recibió pienso con óxido de zinc y amoxicilina, y se dividió en 2 subgrupos (n = 672 cada uno):
    • Vacunados (grupo V, Ecoporc SHIGA© administrado a los 7 días de edad)
    • No vacunados (grupo NV).

Para controlar la eficacia de la vacunación, todos los pesos del corral se registraron a los 28 días de vida (destete), 42 (final del prestarter) y 63 (final de la transición).

Se calculó la ganancia media diaria (ADG), la ingesta media diaria de pienso (ADFI) y el índice de conversión de alimentación (FCR).

Además, se registró la tasa de mortalidad (MR) durante todo el estudio.

El rendimiento del crecimiento fue analizado por ANOVA (SAS). Las medias fueron separadas por la prueba de Tukey-Kramer. La MR se analizó como variable binaria, utilizando la prueba de chi-cuadrado.

 

La ganancia media diaria y la ingesta media diaria de pienso para todo el período de estudio no fueron significativamente diferentes entre los grupos.

La ganancia media diaria y la ingesta media diaria de pienso durante el período de 42-63 días (STARTER) fueron significativamente más altas en los grupos A y V.

El índice de conversión de alimentación no fue significativamente diferente entre los grupos. La mortalidad fue significativamente menor en A y V en comparación con los grupos de NV.

 

Además, durante este período crítico que es la fase de starter, donde es importante lograr un buen crecimiento, el rendimiento no se ha visto afectado sin el uso de la colistina. La ganancia media diaria y la ingesta media diaria de pienso no se ven influidas. Como sabemos, generalmente los animales afectados por esta enfermedad son los lechones con mayor consumo de pienso, pero como vemos en la Gráfica 5, la mortalidad no es significativamente más alta en el grupo vacunado, pese a este incremento.

Con el escenario actual de producción que tenemos con variabilidad de materias primas, reducción de antibióticos y genéticas de alto rendimiento, los resultados obtenidos con la vacunación en ausencia de colistina y otros antibióticos, tales como neomicina y apramicina, implicaron mejores parámetros productivos en comparación con un grupo en el que se había eliminado la colistina.

Según los resultados actuales, Ecoporc SHIGA© puede tener un efecto compensatorio al uso de antibióticos en granjas afectadas por una STEC y podría ser una herramienta útil para facilitar la reducción del uso de antibióticos en granjas con casos históricos de enfermedad de los edemas.

En conclusión, según estos resultados, la vacunación con Ecoporc SHIGA©frente a la toxina Shiga se muestra como una herramienta eficaz para reducir el uso de antibióticos sin que ello limite las producciones en granjas positivas a STEC (E. coli productor de toxina Shiga).

Sobre el autor

Susana Mesonero Escuredo

Senior Expert Technical Service Spain & Portugal - IDT Biologika SL

Dejar un comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas del porcino.