03/09/2019

Manejo y Bienestar

Manejo y Bienestar

¡Socorro, invaden mi granja porcina! – ¿Cómo debo actuar?

La entrada de personas NO autorizadas a las granjas porcinas pone en riesgo la salud y bienestar de los animales. Ante esta situación, conviene contar con un Protocolo de Actuación frente a una ocupación ilegal de una granja particular.

La legislación europea establece unos requisitos muy estrictos en lo que a seguridad alimentaria y trazabilidad de los productos se refiere, así como del bienestar y de la salud de los animales.

La entrada de personas NO autorizadas a las granjas porcinas representa un elevadísimo riesgo para la salud y bienestar de los animales, perjudicando enormemente el cumplimiento de estos requisitos de seguridad alimentaria y trazabilidad de los productos que las granjas proporcionan al consumidor europeo.

Por ello, y ante esta grave infracción en la seguridad alimentaria y del bienestar de los animales, así como de los riesgos sanitarios que conllevan, hay que proceder con mucho cuidado en estas situaciones.

Mantener la calma

En primer lugar, es fundamental mantener la calma. Esto puede resultar francamente difícil, pues según constatan algunas granjas afectadas, algunos de los supuestos defensores de los derechos de los animales buscan la confrontación con el propietario, lo que, ante los nervios de ver una propiedad privada invadida y en ocasiones saqueada y con graves destrozos económicos, puede agravar la situación.

Sin embargo, casi siempre es una minoría la que busca la confrontación y, habitualmente, la mayoría simplemente buscan notoriedad para una causa determinada.

En estos casos, los animales sufren un estrés muy grave. Si, además, ven al cuidador-propietario nervioso se contagiarán muy fácilmente de este nerviosismo, lo que se traduce en un mayor perjuicio de los animales, que reconocen los estados de ánimo de los cuidadores con gran facilidad.

Contactar con las Autoridades y Sindicatos Agrarios

  • Ante una situación de ocupación ilegal de la granja, se debe llamar inmediatamente al 062 de la Guardia Civil, ya que es la autoridad pertinente para acudir a la granja y proceder a identificar a los ocupantes de la propiedad privada.
  • Asimismo, se recomienda avisar a los responsables de los sindicatos agrarios para que nos acompañen en este proceso, ya que nos podrán asesorar y nos aportarán tranquilidad y una visión más general del problema.

Documentar la ocupación ilegal

Con el fin de poder tener pruebas de la ocupación ilegal de la granja, es muy recomendable documentar la situación.

Para ello, puede ser útil:

  • Tomar fotografías y videos
  • Registrar los datos de vehículos
  • Fotografiar y dejar constancia de los daños directos (rotura de vallas perimetrales, puertas, instalaciones) y de los actos de robo que se puedan cometer en esta ocupación ilegal

Toda esta documentación se debe entregar al cuerpo policial, pero siempre guardándose copia por si acaso.

Nunca hay que subir estos documentos a foros ni redes sociales

 

Conocer el marco legal

Hay que tener claro que el código penal contempla:

  • La usurpación: ocupación indebida de una propiedad privada en contra de la voluntad del propietario.
  • El robo de los animales u otros bienes de la explotación
  • Los daños producidos expresamente durante la ocupación y que se podrían considerar como actos vandálicos.

Por otro lado, es importante recordar que existe una normativa muy estricta en cuanto al transporte de animales que contempla la documentación y las condiciones de bienestar. Esta normativa especifica que las manifestaciones sin comunicación previa también conllevan sanciones.

Para evitar problemas legales en estos casos, hay que tener claro que:

  • La puerta exterior SIEMPRE debe estar cerrada.
  • Los letreros de sanidad controlada deben estar visibles y bien documentados.
  • El vallado perimetral debe estar en buenas condiciones.
  • Es importante asegurarse de que los letreros de Prohibido el Paso estén visibles.
  • Se debe avisar a la policía si se han observado señales previas de visitas nocturnas.
  • En caso de tener perros guardianes, deben estar debidamente documentados y estar contemplados en el seguro de la granja.

Revisión veterinaria

Para mitigar los efectos de estas actuaciones ilegales sobre la salud de los animales, lo idóneo es contar con la visita de los veterinarios privados y oficiales para que puedan levantar las actas necesarias y/o certificados veterinarios dejando constancia de los daños sufridos por los animales como consecuencia de esta situación de estrés.

Sobre el autor

Xavier Mora

Veterinario Consultor

Dejar un comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas del porcino.