01/10/2019

Patología

Patología

Políticos y científicos unen fuerzas para afrontar la Peste Porcina Africana

Representantes europeos se han reunido con el Grupo Permanente de Expertos sobre la Peste Porcina Africana (GPE-PPA) para buscar las mejores soluciones para frenar la enfermedad.

La reunión del Grupo Permanente de Expertos sobre la Peste Porcina Africana (GPE-PPA) organizada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), contó con la presencia de altos representantes como Vytenis Andriukaitis, comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, y la Dra. Monique Eloit, directora general de la OIE, así como cinco ministros de Agricultura.

Esta movilización pone de manifiesto la importante labor que están llevando a cabo los veterinarios expertos para encontrar soluciones adecuadas para evitar la propagación de la Peste Porcina Africana (PPA) por Europa. 

La crisis ocasionada por la PPA se ha convertido en una gran preocupación para el sector porcino, ya que pone en riesgo el sustento de muchos productores y amenaza con desestabilizar el mercado global de los productos porcinos.

El virus de la Peste Porcina Africana (VPPA) fue introducida en Europa en 2007 a través de Georgia, propagándose hacia el norte por Rusia, Ucrania y Bielorrusia, alcanzando la UE (Lituania) en enero de 2014. Ese mismo año, llegó a Polonia, Letonia y Estonia, y después Moldavia en 2016.  La aparición más reciente de la enfermedad comenzó en 2017, con la propagación hacia el sur, alcanzando República Checa, Rumanía, Hungría y Bulgaria. Finalmente, el virus fue detectada en 2018 en Bélgica en 2018, así como en Eslovaquia y Serbia en agosto de 2019.

Este último brote en Serbia ha incrementado la preocupación para los expertos y oficiales veterinarios, ya que aumenta el riesgo de propagación a la subregión balcánica.

Durante su intervención, Vytenis Andriukaitis señaló que «la reciente propagación del virus por el sureste de Europa constituye un grave amenaza para los países y territorios balcánicos, debiendo adoptarse medidas inmediatas a nivel nacional para incrementar la concienciación sobre la Peste Porcina Africana y poder afrontar la situación. Se deberán definir acciones prioritarias en los países colindantes, siendo esencial estar preparados para el control de esta enfermedad». 

En base a las declaraciones de los países a la OIE (WAHIS), se estima que la PPA se encuentra presente en más de 45 países y territorios del mundo. Durante las últimas dos semanas de agosto, 18 países y territorios notificaron brotes nuevos o en curso, 11 de ellos en Europa (Bélgica, Bulgaria, Hungría, Letonia, Moldavia, Polonia, Rusia, Serbia, Eslovaquia y Ucrania). 

En Europa, los expertos describen dos patrones principales de distribución:

  • En algunas zonas, principalmente norte y este de Europa, la enfermedad se encuentra predominantemente en poblaciones de jabalíes silvestres, a menudo sin brotes en cerdos domésticos.
  • En el resto de los países afectados, la progresión de la enfermedad ocurre principalmente en el sector porcino asociado a granjas de traspatio. 

Otra lección aprendida de los últimos años es la capacidad del virus se recorrer grandes distancias, apareciendo en lugares inesperados. Por ejemplo, en República Checa en junio de 2017, a más de 500 km de cualquier zona afectada (Polonia y Ucrania), o en Bélgica en agosto de 2018, a aproximadamente 1.000 km de la zona infectada en Polonia. 

A este respecto, Monique Eloit ha comentado que «para detener la propagación de esta enfermedad para la que no existe una vacuna, la coordinación, colaboración y el intercambio de información entre todos los implicados es esencial, ya sea a nivel nacional como a nivel internacional. El control será posible cuando todo el mundo cumpla y respete las normas para evitar que la enfermedad se vuelva endémica, tal y como han demostrado República Checa y Bélgica».  

El Grupo Permanente de Expertos en PPA en Europa forma parte de la iniciativa «GF-TAD» enmarcada dentro de la iniciativa «Global Framework for the Progressive Control of Transboundary Animal Diseases» que aglutina a expertos regionales e internacionales para intercambiar información y experiencias sobre la PPA.

Creada en septiembre de 2014, este grupo se ha convertido en un referente para otras regiones. Asó, en abril de 2019, se creó un grupo en Asia para afrontar la rápida propagación del virus en la región del Asia-Pacífico donde se encuentra más del 60% de la cabaña porcina global. Finalmente, próximamente se creará un nuevo grupo de expertos en América con el objetivo de fortalecer la colaboración entre países para prevenir la entrada de la enfermedad a una región que actualmente permanece libre de PPA. 

 

Fuente: OIE



Dejar un comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas del porcino.