19/04/2017
Manejo y Bienestar

Plan Nacional frente a la Resistencia a Antibióticos

Belen Crespo AEMPS

Entrevistamos a Belén Crespo Sánchez-Eznarriaga, Directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)

Las resistencias bacterianas constituyen una preocupación global creciente, tanto por sus implicaciones en relación a la Salud Animal como la Humana. ¿Qué medidas se están tomando para ponerle freno? ¿existe una concienciación sobre su importancia?

La actuación coordinada a nivel internacional refleja la gravedad del problema de la resistencia a los antibióticos. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se trata del riesgo mundial más grave y urgente y que requiere una mayor atención a nivel internacional, nacional y regional“.

Por ello, en la Asamblea de ONU que se celebró el pasado mes de septiembre los líderes mundiales se comprometieron por primera vez a adoptar una estrategia coordinada para abordar la resistencia a los antibióticos implicando a la salud humana, la sanidad animal y el medio ambiente, en el contexto de ‘una sola salud’. Tomando como marco de referencia para cualquier actuación el Plan de lucha frente a las resistencias adoptado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2015, los diferentes Estados están tomando medidas para afrontar esta cuestión. Se incluye aquí España, que es uno de los trece países de la UE que cuenta con una estrategia nacional para abordar este problema: el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN).

Podemos confirmar, por tanto, que existe concienciación general sobre la gravedad de la situación, aunque es necesario seguir trabajando para traducir esta concienciación en un cambio de comportamiento que conduzca a un uso más prudente de los antibióticos.

¿Cuáles son las consecuencias actuales de la aparición de las resistencias antimicrobianas? ¿Y para el futuro?

El desarrollo de resistencia a los antibióticos constituye uno de las amenazas globales más serias para la salud pública.

En la actualidad, podemos confirmar que ya existen antibióticos que no resultan eficaces en el tratamiento de algunas infecciones bacterianas. Se calcula que en Europa se producen 25.000 muertes anuales como consecuencia de infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes (2.500 en España). Además, este problema provoca 1.500 millones de euros de gasto sanitario adicional (150 en España) cada año. Si no actuamos rápido, se ha calculado que para 2.050 las muertes anuales se multiplicarían por 16 alcanzando las 390.000 (40.000 en España).

¿Cuál es el peligro para la Salud Pública asociado al uso de antibióticos en la producción animal?

El problema de la resistencia a los antibióticos no afecta sólo a las personas, sino también a los animales. El uso inadecuado de los antibióticos en medicina veterinaria comporta el mismo riesgo que en medicina humana: la aparición de bacterias resistentes a la acción de estos medicamentos. Al igual que las personas, los animales pueden ser portadores de bacterias resistentes. Estas bacterias se pueden propagar a los seres humanos a través de los alimentos y por contacto directo con animales.

Desde la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), a través del Grupo de Expertos en Resistencia Antimicrobiana (AMEG), se ha realizado una valoración de esta  situación que ha llevado a adoptar una serie de medidas para minimizar el impacto que el uso de antibióticos en veterinaria puede tener en la salud pública.

Por todo esto, el enfoque para enfrentarse al problema de la resistencia a los antibióticos debe ser global, para proteger ‘una sola salud’ (‘One Health‘). Esta visión conjunta que incluye salud humana, sanidad animal y medio ambiente es la que se plantea en todas las acciones y medidas del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN).

¿Se está registrando una mayor prevalencia o reemergencia de patógenos ya controlados o erradicados?

En veterinaria, la vigilancia de resistencias se enfoca a bacterias zoonósicas como Campylobacter y Salmonella, por ser estas las causantes de los procesos que aparecen en humana con mayor frecuencia. Se controlan en aves (pollos, pavos y gallinas ponedoras), cerdos y bovinos, y se toman muestras tanto en matadero como en alimentos. Los resultados son publicados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

En salud humana, las enterobacterias productoras de carbepenemasas (EPC) están en continuo aumento en nuestro país. En los últimos años, las EPC se han diseminado a lo largo de toda la geografía española aumentando tanto el número total de casos como el número de regiones afectadas. La especie de enterobacteria que con más frecuencia produce carbapenemasas continua siendo, con diferencia, K. pneumoniae; sin embargo, la detección de aislamientos de E. coli con carbapenemasas ha ido en aumento en los últimos años generando una importante amenaza por la gran capacidad de dispersión de esta especie. El gen plasmídico mcr-1 que codifica resistencia a colistina, recientemente descrito, está presente en aislados de origen humano en España. Muchos de los casos detectados se asocian a la producción de carbapenemasas, lo que supone una fuerte limitación en las alternativas terapéuticas.

Un reciente estudio reveló que, en contra de la tendencia de la UE, España no ha logrado reducir el consumo de antibióticos, sino que lo ha incrementado.  ¿A qué se debe este fenómeno? ¿Sería necesario implementar una normativa más estricta? ¿Se contempla realizar cambios en la normativa vigente?

El último informe ESVAC demuestra un aumento en las ventas de antibióticos para su uso en veterinaria en España. Aunque estos datos se deben evaluar con precaución, es cierto que en el marco del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) se han tomado diversas medidas para reducir dicho valor. Entre estas medidas debemos destacar el Acuerdo para la Reducción voluntaria del Consumo de Colistina en ganado porcino, al que se han adherido de forma voluntaria un total de 30 productores del sector porcino con el objetivo no sólo de reducir, sino de llegar a un consumo de colistina cero.

Otra medida que estamos desarrollando en el marco del PRAN es un curso de formación en el uso prudente de los antibióticos que estamos impartiendo en todas las CC. AA. en colaboración tanto con éstas, como con los Colegios de veterinarios, y que está teniendo muy buena acogida, lo que demuestra que el sector veterinario está concienciado con el problema y quiere ponerle remedio.

En relación al acuerdo para la reducción voluntaria de la colistina, ¿en qué consiste, a quién va dirigido y cómo se está promoviendo?

El Acuerdo para la Reducción Voluntaria del Consumo de Colistina es una de las iniciativas desarrolladas en el marco del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN).

Se trata de una alianza firmada entre representantes de asociaciones veterinarias y profesionales del sector de la producción porcina en España que tiene como objetivos:

  1. Reducir el consumo de colistina en producción porcina.
  2. Controlar el consumo alternativo de antibióticos, evitando el aumento del consumo de neomicina y/o apramicina como posible sustitución a la colistina.

La reducción se establecerá por tramos, con el objetivo cuantitativo de 5 mg/PCU en un período máximo de tres años. El compromiso de las empresas con este objetivo es especialmente relevante si tenemos en cuenta que, de acuerdo con el último informe ESVAC de ventas (2014), España presenta un consumo de colistina de 36 mg/PCU y lidera las ventas de antibióticos veterinarios en la Unión Europea. En total, se han adherido ya a este acuerdo 30 empresas. Esperamos ampliar la lista de adhesiones a través de diferentes iniciativas informativas como las actividades en diferentes congresos y el desarrollo de cursos de formación dirigidos a profesionales del sector veterinario.

¿Qué alternativas se proponen para la disminución y/o sustitución de los antibióticos en producción animal?

Debemos optimizar el uso de los antibióticos utilizándolos de forma prudente, lo que implica un cambio de actitud de todos los implicados; el objetivo es prevenir para poder disminuir no sólo el uso, sino también la necesidad de utilizarlos.

Actuaciones como la mejora de la bioseguridad, la nutrición y el uso de antibióticos sólo cuando son necesarios y seleccionando los tratamientos más adecuados basados en diagnósticos completos han obtenido muy buenos resultados en países de nuestro entorno.

En España, y en el marco del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN), el objetivo es  reforzar la salud de los animales con una alimentación de calidad e implementar un buen manejo de los mismos y el mantenimiento de las instalaciones. Asimismo, estamos trabajando en la mejora de las prácticas de higiene, bioseguridad y bienestar animal para prevenir la aparición de infecciones.

Vemos una tendencia a potenciar la Salud Animal para prevenir las infecciones, en vez de aplicar tratamientos a posteriori. ¿En qué consisten estas medidas?

En la nueva legislación de sanidad animal el objetivo es prevenir mejor que curar. La prevención de enfermedades en las explotaciones conduciría a una menor necesidad de usar antibióticos.

Las medidas propuestas se basan en:

  • Mejorar la bioseguridad para evitar la entrada de patógenos en granja y su diseminación
  • Reforzar el estado sanitario de los animales a través de programas nutricionales, de mejora genética y de la inmunidad.
  • Establecer programas de control de enfermedades.
  • Disminuir el estrés modificando prácticas de manejo o realizando mejoras en las explotaciones (bienestar animal).
  • Emplear alternativas al uso de antimicrobianos como probióticos y prebióticos.

Todas las medidas deben ser complementarias para tener los mejores resultados.   

Desde el sector alimentario también se está viendo una mayor implicación en la resolución del problema, planteándose mejorar la salud intestinal mediante un abordaje nutricional, con la administración de enzimas, probióticos, aditivos, etc.  ¿Desde la AEMPS se apoya esta medida?

Desde el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) se apoya cualquier medida que suponga prevenir la necesidad de uso de los antibióticos, como mejorar las condiciones de los animales para evitar que éstos caigan enfermos. Es por ello que cualquier acción de mejora en este ámbito o de uso de alternativas a los antibióticos se debe dar a conocer y difundir

Finalmente, ¿cuál es el mensaje que se desearía transmitir a la sociedad en general, y al sector de la producción animal en particular, sobre el uso de antibióticos?

Todos debemos entender que para que los antibióticos sigan funcionando necesitamos utilizarlos de manera prudente y responsable. Desde el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) queremos subrayar que la solución al problema de la resistencia está en manos de todos, por lo que la cooperación de todos los implicados en esta cuestión -profesionales sanitarios, instituciones y ciudadanos- resulta fundamental.

En este sentido, valoramos muy positivamente la respuesta del sector de la producción animal a todas las iniciativas desarrolladas en el marco del PRAN.

Sin este apoyo no habría sido posible la consecución de avances tan importantes como la mejora del sistema nacional de recogida de datos de ventas o la firma del Acuerdo Voluntario para la Reducción del Uso de Colistina en el sector del porcino.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Hola! Haga clic en nuestro representante a continuación y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Podemos ayudarte por WhatsApp