24/02/2020

Patología

Patología

Revista Marzo 2020

Leer otros contenidos

PCV2 – Desenmascarando al agente infiltrado

La circovirosis es una enfermedad que produce una severa depresión del sistema inmune, afectando de manera importante la salud y rendimiento de los cerdos.

Los circovirus porcinos (PCVs) se engloban dentro del género Circovirus de la familia Circoviridae. Se han descrito tres tipos diferentes de PCVs: PCV1, PCV2 y PCV3.

El PCV1 fue el primero en descubrirse, sin embargo, no es patógeno.

El PCV2 fue descrito por primera vez en la década de los 90, aunque existen evidencias de infecciones anteriores.

El PCV3 ha sido descubierto recientemente y se ha asociado a casos de síndrome de dermatitis y nefropatía porcina (SDNP), fallos reproductivos e inflamaciones sistémicas, aunque su capacidad patógena está todavía en debate.

El PCV2 se trata de un virus ADN con una cadena simple y circular. Teniendo en cuenta su genotipo, se pueden dividir en cinco grandes grupos: PCV2a, PCV2b, PCV2c, PCV2d y PCV2e.

Debido a su gran capacidad de mutar no se descarta la aparición de nuevos genotipos.

Se trata de un virus resistente, capaz de sobrevivir a la inactivación con cloroformo y a pH 3, incluso por debajo de pH 2 y por encima de pH 1 conserva su viabilidad reduciendo su infectividad. También es capaz de resistir a temperaturas elevadas (1 hora a 56ºC y 15 minutos a 75ºC), lo que sugiere que en épocas calurosas aumente su capacidad de sobrevivir.

 

Para conseguir una reducción significativa del agente se sugiere ...

Accede para continuar leyendo todo el contenido, además así podrás descargarte el PDF. Si aún no estás registrado para acceder, hazlo de forma gratuita aquí.

Sobre el autor

Sergio López Lanau

Veterinario de porcino


Dejar un comentario