Sección técnica

Ileítis porcina

 
27 Ene 2020

El papel de la inmunidad frente a la ileítis porcina

get_the_title



AUTOR

Lorenzo José Fraile Sauce

Profesor Agregado de la Universidad de Lleida

La producción animal permite poder disponer de proteína de alta calidad y segura para el consumidor. Los animales pueden padecer enfermedades a lo largo de todo su ciclo productivo causadas por bacterias, virus y parásitos. Para intentar disminuir el impacto negativo que puedan producir, se aplican medidas de medicina preventiva.

En concreto, la medicina preventiva es la rama de la veterinaria que estudia la prevención de las enfermedades y el mantenimiento de la salud y de las producciones animales al mejor nivel de rentabilidad.

El conjunto de medidas a aplicar puede ser de tipo sanitario o de tipo médico:

  MEDIDAS SANITARIAS  

Las medidas sanitarias, como la higiene y desinfección de las instalaciones, son un pilar básico para el control de las enfermedades, ya que disminuyen significativamente la posibilidad de adquirir nuevas enfermedades porque reducen el número de patógenos en el ambiente por debajo de la dosis infectiva mínima (dosis necesaria de microorganismo para que los animales se infecten).

  MEDIDAS MÉDICAS   

Existen medidas médicas que tienen el objetivo de tratar a los animales frente a la enfermedad que padecen o evitar que ésta aparezca y/o disminuir el impacto negativo que pueda tener en los animales.

Se pueden establecer medidas médicas terapéuticas (curar a los animales enfermos), metafilácticas (tratar a los animales enfermos y a la población en riesgo) o profilácticas en los animales.

Las medidas profilácticas tratan de evitar la aparición de una enfermedad en la población. Por tanto, cuando se instauran, no hay presencia de animales enfermos. Estas medidas se basan en administrar fármacos a los animales o intentar que adquieran inmunidad frente a la enfermedad que se quiera prevenir.

La administración de fármacos con fines profilácticos es un tema muy controvertido, sobre todo si se utilizan antimicrobianos, por lo que deben evitarse siempre que sea posible, ya que tanto la sociedad actual como los mercados internacionales exigen que el uso de antimicrobianos se reduzca tanto como sea posible.

En consecuencia, cada vez es más evidente que potenciar la adquisición de una potente inmunidad debe ser uno de los pilares básicos sobre el que se asiente la profilaxis en las poblaciones animales.

 

¿Cuál es el mecanismo general de generación de inmunidad y qué tipos de respuesta se producen?

Las medidas de medicina preventiva de tipo médico se basan en potenciar la inmunidad adquirida frente a patógenos concretos, ya que esta es específica y tiene memoria. La inmunidad adquirida se puede obtener de forma natural o artificial.

Inmunidad adquirida natural: se puede lograr a través de la transferencia de inmunidad pasiva de la madre al hijo o por el hecho de haber padecido y superado la enfermedad.

Inmunidad adquirida artificial: la inmunidad adquirida de forma artificial puede ser pasiva o activa.

La inmunización artificial pasiva implica la administración de anticuerpos, por ejemplo, para evitar la aparición de una enfermedad muy grave, como el tétanos.

En animales de producción esta aproximación es muy poco frecuente.

Es muy frecuente la generación de inmunidad artificial activa mediante la administración de vacunas.

La vacunación es uno de los métodos más eficaces para controlar las enfermedades infecciosas tanto en humanos como en animales.

Muchos patógenos desencadenan una respuesta inmune adaptativa de tipo celular y humoral y, en muchos casos, ambas son necesarias para controlar la infección y generar una buena inmunidad, aunque la importancia relativa de los mecanismos efectores y los diferentes tipos de anticuerpos generados varía en función de los patógenos implicados.

  Inmunidad celular    

Las células T citotóxicas son muy importantes para destruir células infectadas por virus. No obstante, la importancia que tienen los anticuerpos para eliminar los virus tampoco se debe olvidar. Asimismo, la respuesta de tipo celular es crítica para destruir células infectadas con patógenos intracelulares.

 

 

  Inmunidad humoral    

La respuesta inmune humoral es imprescindible para controlar infecciones producidas por bacterias extracelulares.

 

 

 

Sería ideal saber qué tipo de respuesta adaptativa es la más idónea para generar una buena inmunidad en nuestros animales frente a los patógenos más habituales en cada especie.

 

 

Desafortunadamente, esta información no está disponible para todos los patógenos porcinos.

En el caso concreto de Lawsonia intracellularis no se conoce con precisión la importancia relativa que tiene la inmunidad celular y/o humoral para generar una inmunidad protectora frente a este patógeno (Obradovic et al., 2019a). En cualquier caso, ambas pueden ser necesarias.

Otro tema importante es que no existen uno o varios parámetros inmunitarios (niveles de anticuerpos y/o inmunidad celular) que se puedan correlacionar con una respuesta protectora tras la infección natural.

En estos casos, es imprescindible recurrir a desafíos experimentales para valorar la eficacia de una aproximación vacunal para el control de una enfermedad.

 

¿Cuáles son los elementos que componen una vacuna y la importancia de cada uno de ellos?

Cualquier vacuna está compuesta por un antígeno o una combinación de antígenos y otros componentes, entre los que destacan los adyuvantes, que son sustancias que influyen principalmente en la respuesta a la vacunación y pueden potenciar o modificar la respuesta al inmunógeno (p.ej., inducir inmunidad celular frente a un patógeno inactivado).

De esta forma, pueden permitir reducir la cantidad de antígeno utilizado o el número de dosis a administrar, y pueden resultar esenciales en la inducción de memoria a largo plazo para los antígenos solubles.

La combinación de antígeno y adyuvante hace que cada vacuna sea única y que no se puedan realizar generalizaciones universales sobre el tipo de respuesta adquirida en función del tipo de vacuna que sea.

  VACUNAS VIVAS ATENUADAS  

Las vacunas basadas en microorganismos vivos atenuados desencadenan una respuesta inmunitaria celular de tipo Th1 caracterizada por la generación de células T citotóxicas (CD8), que son capaces de destruir las células infectadas por virus. Además, se genera también una respuesta de tipo humoral.

Características de las vacunas basadas en microorganismos vivos atenuados:

Son potentes

Generan una respuesta inmunitaria celular y humoral

No necesitan la presencia de adyuvantes en su composición

Pueden presentar virulencia residual y podrían revertir a la virulencia

  VACUNAS INACTIVADAS  

Los microorganismos inactivados actúan como antígenos exógenos y estimulan las respuestas de linfocitos CD4 de tipo Th2. Por tanto, solo inducen, a priori, una respuesta inmunitaria humoral, pero, dependiendo del adyuvante, también se podría generar una respuesta de tipo celular.

Características de las vacunas basadas en microorganismos inactivados:

Son seguras y estables

Requieren la presencia de adyuvantes en su composición

Las vacunas basadas en fracciones de microorganismos contienen solo partes del microorganismo obtenidas a través de procedimientos físico-químicos o mediante ingeniería genética. En general, inducen inmunidad humoral, pero escasa respuesta celular.

Características de las vacunas basadas en fracciones de microorganismos:

Son estables y seguras

Suelen precisar adyuvantes potentes

Tienen un estrecho margen inmunológico (solo se induce respuesta frente a algunos antígenos)

 

¿Cuál es el momento óptimo de vacunación?

Tras la administración de una vacuna, se espera que todos los animales respondan de forma homogénea y que, por tanto, tengan un nivel de protección similar. Para evitar que se produzca un fallo vacunal, es imprescindible revisar el prospecto de cada vacuna.

En el prospecto se detalla si existe interferencia con la inmunidad transferida por su madre y a partir de qué semana de edad del cerdo esta interferencia ya no es significativa.

Si no hubiera información al respecto (hecho muy poco probable) o si se utilizaran autovacunas en una explotación, podría ser muy útil la utilización de seroperfiles para decidir cuál es el momento de vacunación más idóneo en los lechones.

Sin más información disponible, el momento óptimo es aquel en el que hay niveles mínimos de respuesta humoral (título bajo de anticuerpos) y con tiempo suficiente para generar una inmunidad adquirida.

 

¿Son eficaces las vacunas multivalentes?

Las vacunas multivalentes pueden ser eficaces frente a todos los patógenos incluidos en su composición, existiendo en el mercado muchas vacunas multivalentes con eficacia contrastada.

Es muy importante que los laboratorios hayan estudiado la compatibilidad de todos los antígenos presentes con el adyuvante adecuado. Por tanto, los laboratorios están obligados a demostrar la eficacia frente a cada uno de los patógenos por separado en presentaciones multivalentes.

 

¿Cómo se puede proteger a nivel de mucosas con una aplicación parenteral?

Lawsonia intracellularis es una bacteria que infecta las células epiteliales del intestino y produce, por tanto, una infección intracelular. En este sentido, los mecanismos de protección frente a esta infección bacteriana se deberían asemejar más a una infección vírica que a una infección bacteriana extracelular.

Parece lógico pensar que la mejor aproximación vacunal para esta enfermedad se podría basar en simular una infección natural por vía oral con una cepa avirulenta.

Hasta ahora la única vacuna disponible en el mercado estaba basada en esta aproximación.

Sin embargo, recientemente ha aparecido en el mercado una vacuna que presenta una aproximación totalmente diferente, ya que contiene el microorganismo completo inactivado administrado por vía intramuscular.

Esta vacuna se ha registrado a nivel europeo tras demostrar su eficacia de modo inequívoco siguiendo la estricta normativa europea para el registro de productos inmunológicos. Además, las pruebas experimentales se han publicado recientemente en un artículo científico en una revista especializada en vaccinología (Jacobs et al., 2019).

Estas pruebas se basan en demostrar una reducción significativa en las lesiones, clínica y en una mejora en el rendimiento productivo en animales vacunados y desafiados versus a los animales que no se vacunaron y se desafiaron.

Los resultados obtenidos demuestran un altísimo nivel de eficacia para controlar la enfermedad y estos resultados se han verificado en estudios de campo donde la infección es natural.

Ahora mismo, está pendiente estudiar los mecanismos inmunológicos pormenorizados que permitan explicar por qué esta aproximación funciona tan bien para controlar esta infección bacteriana.

Una explicación plausible podría basarse en la generación de una potentísima respuesta humoral que es capaz de impedir la infección de esta bacteria a nivel intestinal por un mecanismo parecido al que ejercen los anticuerpos neutralizantes en el caso de los virus.

Es una hipótesis por demostrar, pero estudios experimentales recientes demuestran que puede ser viable una aproximación vacunal que se base en la administración de subunidades para el control de esta enfermedad (Montesino et al., 2019; Obradovic et al., 2019b). Por tanto, es muy probable que la bacteria completa presente los antígenos necesarios para generar una respuesta humoral y celular muy eficiente para el control de esta enfermedad.

 

BIBLIOGRAFÍA

Jacobs AAC, Harks F, Hazenberg L, Hoeijmakers MJH, Nell T, Pel S, Segers RPAM.Efficacy of a novel inactivated Lawsonia intracellularis vaccine in pigs against experimental infection and under field conditions. Vaccine. 2019 Apr 3;37(15):2149-2157. doi: 10.1016/j.vaccine.2019.02.067. Epub 2019 Mar 11.

Montesino R, Gutiérrez N, Camacho F, Farnós O, Andrades S, González A, Acosta J, Cortez-San Martín M, Sánchez O, Ruiz A, Toledo JR. Multi-antigenic recombinant subunit vaccine against Lawsonia intracellularis: The etiological agent of porcine proliferative enteropathy. Vaccine. 2019 Feb 28;37(10):1340- 1349. doi: 10.1016/j.vaccine.2019.01.029. Epub 2019 Jan 30.

Obradovic MR, Wilson HL. Immune response and protection against Lawsonia intracellularis infections in pigs. Vet Immunol Immunopathol. 2019 Oct 31;219:109959. doi: 10.1016/j.vetimm.2019.109959. [Epub ahead of print]a

Obradovic M, Pasternak JA, Hon Ng S, Allan B, Brownlie R, Wilson HL. Immunoproteomic analysis of Lawsonia intracellularis identifies candidate neutralizing antibody targets for use in subunit vaccine development. Vet Microbiol. 2019 Aug;235:270-279. doi: 10.1016/j.vetmic.2019.07.014. Epub 2019 Jul 19 b.



Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista porciNews Septiembre 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

16-10-2021

Maíz

267€/Tm

0€/tm

Lleida

Trigo

15-10-2021

Trigo

286€/Tm

8€/tm

Lleida

Soja

15-10-2021

Soja

404€/Tm

-4€/tm

Lleida

Cebada

15-10-2021

Cebada

268€/Tm

10€/tm

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



andersen-ezgif.com-gif-maker
 

Entrevistas
porciNews en
Youtube

 
logo