ABC Porcinio Pigtionary
25 Ago 2021

Problemas digestivos asociados a la nutrición del lechón recién destetado

Al inicio de la etapa post-destete el lechón enfrenta muchos cambios, uno de ellos es el cambio de alimentación y nutrición.

Antes del destete el lechón se alimentaba exclusivamente con leche materna la cual se caracteriza por ser líquida, tibia y altamente digestible; ahora en cambio, el lechón deberá alimentarse con un alimento balanceado seco, frio y con digestibilidad variable. 

Esta variabilidad depende de cuan digestibles son las materias primas usadas en la formulación del alimento. 

En los primeros días post-destete el lechón aún mantiene niveles reducidos de enzimas responsables de la degradación de proteína vegetal, estas enzimas comienzan a aumentar su nivel de concentración entre la cuarta y quinta semana de vida del lechón. 

Para satisfacer la necesidad de alimentarse, el lechón empieza a consumir el nuevo alimento y las enzimas no van a poder degradar toda la proteína disponible quedando residuales en la porción final del intestino. 

Esta proteína restante es utilizada por las bacterias para la fermentación generando ácidos grasos de cadena corta o de cadena ramificada, compuestos fenólicos, poliaminas, y amonio. 

Los ácidos grasos de cadena corta y ramificada son usados por el intestino como fuente de energía y regulador de absorción de electrolitos.

Por otro lado, los compuestos fenólicos, poliaminas y amonio causan toxicidad para las células intestinales causando inhibición de oxígeno a nivel mitocondrial y efecto citopático celular. 

Actualmente, las dietas para animales de producción y especialmente para cerdos están siendo reguladas ante el uso excesivo de antimicrobianos, los cuales usados en dosis excesivas pueden dejar residuos en la carne representando un problema para la salud pública. 

En Europa, desde el 2006 se ha restringido el uso de antimicrobianos en la dieta de animales, y en el año 2015 la Organización Mundial de la Salud publicó el Plan de Acción Global para la Resistencia Antimicrobiana, este panorama actual ejerce cierta presión al cambio inmediato en el uso de estos antimicrobianos en dietas para animales. 

Frente a estos desafíos, nuevas estrategias están surgiendo rápidamente en el campo de la nutrición para reducir los problemas entéricos asociados al destete y sin afectar el crecimiento del lechón. 

Una de estas estrategias es la reducción de proteína en la dieta de lechones destetados. 

El nivel de proteína en las dietas comunes para lechones destetados varía entre 21 y 25% dependiendo del estado sanitario de las granjas y nivel productivo.