13/10/2016

Patología

Patología

get_the_title

Nos entrevistamos con Marta Jiménez

Veterinaria y MsC en Producción Porcina

Technical Manager MSD Animal Health

En el sector porcino MSD es compañía líder, ofreciendo productos altamente eficaces y rentables, tales como Porcilis® PRRS

Este año es el 15º Aniversario de Porcilis® PRRS en España…

Si, en efecto, en el 2001 se presentó al mercado Porcilis® PRRS. El hecho fue un gran acontecimiento, pues aunque en España existían ya vacunas vivas de PRRS, fue la primera vacuna viva basada en cepa Europea registrada en Europa, suponiendo un gran avance en cuanto a las opciones disponibles para el control de la enfermedad.

Es importante también destacar que durante estos 15 años ha habido una importante evolución, tanto a nivel de las indicaciones y conocimiento sobre la vacuna, como de la enfermedad en sí misma, permitiéndonos entender mucho mejor como controlar esta infección.

¿Cuál ha sido la evolución de la vacuna en estos años?

Como decía, ha habido grandes avances tanto en términos de indicaciones, como de conocimiento del producto en sí. Inicialmente la vacuna se registró para su uso en animales en crecimiento, aunque al cabo de pocos años se amplió la indicación de uso a cerdas reproductoras.

Este no es un hecho menor, pues Porcilis® PRRS fue la primera vacuna de cepa europea con registro específico para su uso en cerdas reproductoras, independientemente de su estado de gestación.

De hecho, fue la única vacuna disponible en Europa con estas indicaciones hasta hace poco tiempo. Esto demuestra el grado de seguridad de la vacuna.

Hay que poner las cosas en contexto; hoy en día la vacunación de cerdas es una práctica totalmente normal, se estima un porcentaje de vacunación de reproductoras de entre el 70-80%, sin embargo en aquellas épocas existían todavía muchas dudas respecto a la seguridad de las vacunas vivas aplicadas en cerdas gestantes.

Por tanto el nuevo registro permitió extender la vacunación de reproductoras y dar un paso más en el control de la enfermedad a este nivel.

Siguiendo cronológicamente, el siguiente avance fue el registro de uso combinado de Porcilis® PRRS con Porcilis® Mhyo.

Este hecho también supuso una novedad técnica importante, pues hasta aquel momento los datos científicos publicados indicaban que la vacunación simultanea de lechones de PRRS y Mhyo afectaba negativamente a la eficacia de la vacuna de Mycoplasma.

Los estudios que precedieron a este nuevo registro evidenciaron que este efecto negativo no se observaba con Porcilis® PRRS, por las características de inocuidad de su cepa antigénica (cepa DV).

Y como novedad más reciente, la implantación de la administración intradérmica de la vacunación mediante el dispositivo intradérmico y sin aguja IDAL.

¿Puedes hablarnos un poco más sobre que supone para el PRRS la vacunación con IDAL?

En mi opinión, la vacunación intradérmica de PRRS ha sido uno de los grandes avances de los últimos tiempos.

En primer lugar tenemos las ventajas referentes a la respuesta inmune inducida por la vacunación intradérmica, la cual tiende a ser mejor y más temprana que la vacunación intramuscular, con las ventajas que ello conlleva en lo referente a la eficacia vacunal.

Además existen otras implicaciones no menos importantes, tales como su efecto sobre el bienestar animal y la transmisión iatrogénica.

Existen estudios recientes que demuestran que las cerdas y los lechones vacunados con IDAL presentan menores niveles de estrés, reflejados tanto en parámetros comportamentales como fisiológicos, con respecto a los animales vacunados intramuscularmente.

Adicionalmente, Porcilis® PRRS es la única vacuna registrada para poder ser usada intradérmicamente en reproductoras en protocolos vacunales en sábana, suponiendo una gran ventaja de manejo.

Y con respecto a la transmisión iatrogénica, es bien sabido que el virus PRRS puede transmitirse vía agujas contaminadas con sangre de animales infectados.

Por tanto, la vacunación con IDAL, al ser sin aguja, evita la transmisión vírica por esta vía, siendo especialmente importante en el caso de vacunaciones masivas.

Por tanto, como puede verse, son numerosas las ventajas que el sistema IDAL presenta para los animales, pero también para el personal de las explotaciones, pues la vacunación suele ser más cómoda y sencilla que por vía intramuscular.

Desde MSD estamos muy orgullosos de haber sido pioneros en el desarrollo e implantación de la vacunación intradérmica en nuestro país, no solo frente al virus PRRS, sino también frente a otras patologías como Aujeszky, Mycoplasma y Circovirus, y seguimos trabajando para poder seguir ofreciendo a nuestros clientes mejores dispositivos y nuevos productos en el futuro.

¿Ha habido cambios respecto al enfoque vacunal? ¿Se siguen realizando las mimas pautas o también ha habido novedades en este sentido?

Desde luego, a medida que han ido aumentando los conocimientos referentes a la enfermedad y a cómo funcionan las vacunas y que se puede esperar de ellas, los protocolos vacunales también se han ido adaptando.

Simplemente como ejemplo de la evolución:

Inicialmente la vacunación iba orientada a animales en crecimiento, de finales de transición o principios de cebo. Estos protocolos en muchas ocasiones no eran exitosos, y ya desde hace años sabemos el porqué: para que la vacuna sea eficaz debe administrase como mínimo 4 semanas previas a la infección, y en esos casos se vacunaban animales ya infectados.

Hoy en día, en los casos que es necesario vacunar lechones, esta práctica solo se recomienda en granjas estables y en lechones de 2-3 semanas de vida, con unas tasas de éxito vacunal elevadísimas.

Es un ejemplo de cómo la misma herramienta empleada de una o de otra manera da lugar a resultados totalmente diferentes.

De este modo, se ha pasado de vacunar solo cerdos en crecimiento, a vacunar reposición, cerdas reproductoras y lechones en parideras si es necesario.

En tu opinión, ¿a qué crees que se debe este aumento tan significativo de la tasa de vacunación de lechones en nuestro país?

En mi opinión la vacunación de lechones es un ejemplo claro de cómo adaptar a la práctica los nuevos conocimientos sobre cómo funciona la vacuna y que se puede esperar de ella.

Permíteme que me extienda algo más en este punto.

Inicialmente se enfocaba la vacunación (tanto en reproductoras como en animales en crecimiento) como una herramienta clínica.

Existen numerosos estudios que demuestran que las vacunas vivas atenuadas son capaces de:

Controlar la clínica reproductiva en cerdas

Controlar la clínica respiratoria en cerdos en crecimiento

Controlar la transmisión vertical por infecciones transplacentarias

Controlar la transmisión horizontal del virus

Podemos estimar que la tasa de vacunación es del 80-90% en cerditas de reposición, 70-80% en cerdas reproductoras y superior al 8% en lechones

Pero en los últimos años se ha demostrado que Porcilis® PRRS es capaz de reducir la transmisión entre animales, de modo que animales vacunados y desafiados presentan un grado de viremia mucho menor, pero a la vez su excreción vírica se ve también reducida, con el consiguiente efecto sobre la carga vírica de la explotación.

Se ha demostrado que los animales vacunados con Porcilis® PRRS presentan un valor de Tasa de Reproducción vírica (R0) inferior a 1, siendo la única vacuna viva de PRRS cepa europea que dispone de estos datos.

Con esta información se han desarrollado estrategias de control e incluso de erradicación, basadas en protocolos de vacunación combinados con manejo, tales como la Vacunación Estratégica de Lechones, que han demostrado ser muy exitosos y se están aplicando en las explotaciones cada vez con más frecuencia.

¿Puedes explicarnos un poco más en que se basa la Vacunación Estratégica de lechones?

La Vacunación Estratégica de lechones es una herramienta de control que se desarrolla con la base técnica descrita anteriormente.

Los lechones se vacunan de manera temporal, a los 14 días de vida y durante un mínimo de 12 semanas, con el objetivo de reducir la presión de infección en la explotación y/o instalación, presentándose como una alternativa sencilla y eficaz a la clásica despoblación de la transición, proporcionando además de la clásica mejora en la clínica y parámetros productivos, el control epidemiológico de la infección.

Evidentemente dicha estrategia no está exenta de condicionantes. El principal es que para que sea exitosa, es imprescindible que la explotación de reproductoras sea estable a PRRS.

Por otro lado, es también necesario controlar las posibles entradas laterales de virus en la transición que puedan aumentar la presión de infección, por lo que el programa debe complementarse con medidas de manejo y bioseguridad.

Has hablado de medidas de manejo y bioseguridad. ¿Tan importantes son para el control del virus PRRS?

Sin duda alguna, el manejo y la bioseguridad, tanto interna como externa, son pilares básicos en el control del PRRS, tanto o más importantes que cualquier plan vacunal.

Hoy en día ya a nadie se le ocurre dudar de la importancia de cuestiones como la correcta adaptación de la reposición, o de lo importante que es evitar la entrada de nuevas cepas de virus PRRS a la explotación.

El principal es que para que sea exitosa, es imprescindible que la explotación de reproductoras sea estable a PRRS

En algunos campos hemos avanzado mucho, en otros como la bioseguridad todavía seguramente tenemos trabajo por hacer, pero sea como sea, creo que hoy en día la mayoría de los productores son conscientes de que el control del PRRS pasa de manera inevitable por un abordaje multifactorial, donde la bioseguridad, manejo, inmunización y monitorización de las acciones son claves y vitales para el éxito de cualquier programa de control.

Por supuesto a todos nos gustaría contar con alguna herramienta única y definitiva para el control de una patología tan costosa, pero por el momento, aunque muchos son los esfuerzos invertidos en I+D, parece que este hecho no está cercano.

Por tanto debemos seguir conociendo y aplicando bien las herramientas de las cuales disponemos, las cuales aunque no son perfectas, como hemos visto bien aplicadas y combinadas son muy útiles en el control de la infección por virus PRRS.

msd

Dejar un comentario