09/03/2016

Sector porcino

Sector porcino

porciNews Marzo 2016

Leer otros contenidos

Nos entrevistamos con Vicens Enrique-Tarancón

Coordinador del Grup de Sanejament Porcí (GSP)

“Hay granjas hoy en día que no deberían tener permiso para trabajar”

Vicens Enrique-Tarancón coordina el GSP de Lleida, una entidad sin ánimo de lucro formada por ganaderos independientes, cooperativas y empresas que se ha convertido en el laboratorio porcino de Cataluña y que tiene ya en su órbita unas 5.000 granjas, que reciben sus servicios a cambio de una cuota anual.

Como laboratorio oficial, encargado de realizar controles sistemáticos de enfermedades, ¿qué valoración haría de la situación en la que se encuentran las granjas de porcino en materia de bioseguridad?

Mal. Es la asignatura pendiente, pero es el futuro. La bioseguridad será el ser o no ser del sector. El futuro es la higiene y la profilaxis, que nuestros animales no se pongan enfermos. Tenemos que reeducar, porque la verdad es que nos está costando que estos conceptos se entiendan.

«El futuro es la higiene y la profilaxis; para evitar que nuestros animales lleguen a enfermar»

¿Necesitan más apoyo por parte del Departament d’Agricultura?

El Departament es la autoridad competente. Hay cosas que nosotros no las podemos hacer. Si te dan permiso para realizar la actividad, ¿para qué me tengo que esforzar más? Un símil: en la ITV te dicen: esta rueda está gastada, y no te la paso. Y vas y la cambias. No tenemos por qué cambiarlo todo de golpe, pero por no aplicar estos pequeños cambios nos vamos a quedar atrás. El Departament debería hacer de árbitro, y hay granjas hoy en día que no deberían trabajar.

Estamos a expensas de visitas de nuestros queridos clientes, si estos deciden visitar una explotación que no esté en condiciones perjudicará a todo el sector.

También tenemos la paradoja de que un cerdo criado en condiciones perfectas de bioseguridad cotiza lo mismo que otro que no ha invertido nada.

Debido a las reiteradas alertas de la CE y la OMS respecto al uso de antibióticos, han decidido poner en marcha el servicio de microbiología ¿En qué situación se encuentra?

Está ya preparándose, nos falta sólo concretar el espacio físico con la Diputació de Lleida. La persona microbióloga está ya contratada y en formación.

Este servicio pretende poner a disposición de los veterinarios una herramienta para que los tratamientos antibióticos se puedan basar en el diagnóstico microbiológico y pruebas de sensibilidad.

«Dejar de vacunar una enfermedad es insolidario para el resto del sector»

¿Cree que usamos más antibióticos de los que realmente harían falta?

No lo creo…pero los informes de la Agencia del Medicamento indican que igual sí. Si este organismo cree que recetamos más medicamentos de los que deberíamos, es que tenemos que reducir; ella es el árbitro.

Ahora parece que es una prioridad política, pero no sólo de España, es mundial… En parte tiene su lógica. Creo que un gran avance de la ciencia fue la penicilina; si ahora generásemos tanta resistencia que no pudiésemos medicar, iríamos hacia atrás.

¿Cuáles diría que son los principales retos en sanidad a los que se enfrenta el sector porcino?

Una amenaza para el sector sería que apareciera una enfermedad que implicase un freno para la exportación. Después tenemos las enfermedades del día a día, que las vamos superando.

Pretendemos ser más eficientes, y si a la larga podemos conocer la distribución de las enfermedades en el espacio y en el tiempo y así saber cuándo podrían presentarse, podremos prevenirlas.

El mejor tratamiento hoy en día es la vacunación. Si sé que una enfermedad está circulando por la zona o los últimos años se ha presentado en un intervalo de tiempo, me preparo. Si los animales enferman estamos ralentizando la producción.

Somos un sector muy grande que trabaja con un margen muy pequeño; la eficiencia es vital, esto nos permitirá mantenerlos.

Desde 2010 somos negativos a Aujesky. ¿Podemos respirar tranquilos o aún hay riesgos?

No. La paz epizoótica, que decimos nosotros, no existe. Además, el 33% de los jabalíes es positivo a Aujesky, y no los podemos controlar todos. Suerte que tenemos la cabaña bien vacunada. No podemos bajar la guardia en la vacunación.

Hay voces que piden que hay que dejar de vacunar; nosotros estamos en contra, es absurdo, por ese miniahorro. Hay algunos que se permiten dejar de vacunar gracias a que el resto lo hacemos. Dejar de vacunar una enfermedad es insolidario para el resto del sector.

hipra

¿Acabaremos viendo una vacuna para la peste porcina africana?

Creo que no, porque eso va por necesidades. Los laboratorios invierten más en vacunas que les supongan un retorno económico que entiendan que es un problema para la producción. A fecha de hoy diría que la PPA no está entre sus prioridades.

El GSP ha puesto en marcha una aplicación para que se compartan los datos de las granjas porcinas. ¿Qué resultados está dando hasta ahora?

Ahora hay unos 7.000 casos referenciados, pero nos hace falta mucho más volumen para analizar y tener resultados. Necesitamos una ventana amplia sobre todo para la representación espacial.

La herramienta nos permite un seguimiento a tiempo real de la “sanidad a nivel regional”, una red de vigilancia pasiva estructurada, establecer patrones espacio-temporales de las enfermedades para plantearnos aproximaciones regionales al control de enfermedades.

Lo que hemos visto hasta ahora es que, por ejemplo, ni la gripe ni el PRRS son estacionales, APP sí lo es y la colibacilosis es sostenida durante todo el año.

La aplicación sólo funciona desde hace tres meses, aunque todos los veterinarios estábamos trabajando en ella desde hacía dos años.

El potencial de la aplicación se apreciará tras un mínimo de cinco años de toma de datos, por tanto es muy importante el compromiso de los veterinarios para referenciar los casos.

Como miembro de la comisión técnica del Máster Universitario, ¿cuál es su opinión sobre el enfoque que se le están dando a los estudios de producción animal?

Intentamos acercar a los futuros profesionales lo que hacemos. La idea del máster fue la de combinar gente que estaba estudiando con otra que estaba ya trabajando, y eso crea muy buena sinergia. La realidad del sector es lo que falta en las facultades.

Con el inicio del nuevo grado de Veterinaria en Lleida se inició una polémica sobre la idoneidad o no de crear nuevas facultades. Usted, ¿qué opina al respecto?

Que tenemos una facultad en Barcelona y otra facultad en Zaragoza a 150 km cada una de ellas. ¿Es socialmente sostenible otra en Lleida? Creo que no, que se ha hecho por política y por falta de diálogo entre la UAB y la UdL.

«¿Es socialmente sostenible otra facultad de Veterinaria en Lleida? Creo que no, que se ha hecho por política»

Lo que sí creo es que deberíamos formar a más gente orientada a la producción animal. Se está gastando dinero público. Poner en marcha el grado de Ciencia Animal era una buena idea, pero habría sido mejor hacerlo contando con Barcelona, que se desmarcó en el último momento.

Recientemente ha habido un brote de fiebre aftosa en Marruecos, durante el pasado noviembre. ¿Qué valoraciones puede hacer?

Que se tiene que ir con mucho cuidado, porque hoy en día el tráfico de personas es brutal. Las explotaciones bioseguras son vitales y una parte es responsabilidad del sector, pero hay otra que la debe hacer una “policía sanitaria”, la autoridad competente estricta con visión de futuro.

dutrion

Sobre el autor

Marisa Montes



Dejar un comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas del porcino.