04/06/2018

Bioseguridad

Bioseguridad

Maximiza la bioseguridad de las cerdas en explotaciones de reproductoras

En las granjas de madres es esencial ser conscientes de los riesgos asociados al movimiento de los animales, siendo esencial establecer unas normas estrictas para evitar las variaciones en el estatus sanitario.

Cuando nos hacemos responsables de una granja de cerdas reproductoras en la que existen 2 o 3 espacios tan diferentes (gestación, maternidad y en muchos casos destete) y en la que hay innumerables movimientos de animales cada día, debemos ser conscientes de los riesgos que esto supone para la Bioseguridad.

Por eso debemos establecer unas normas y saber que cuanto más estrictos seamos en su cumplimiento más posibilidades tendremos de no sufrir variaciones en nuestra sanidad. Pero esto pasa por una correcta mentalización de todos los trabajadores y responsables de la granja.

Los principales puntos puntos críticos a tener en cuenta en la Bioseguridad en granjas de cerdas reproductoras:

LOGÍSTICA

Logística correcta de movimiento de animales desde granjas de mejor a peor status sanitario.

INSTALACIONES

Con adecuada bioseguridad, manteniendo una correcta delimitación entre zona sucia y zona limpia, sin entrada de camiones en granja y con cargaderos especiales de bioseguridad.

CUARENTENAS

Cuarentenas amplias, de mínimo 8 semanas de estancia de primerizas. En en mi opinión este es el punto clave de bioseguridad en granjas, minimizar la entrada de primerizas entrando lotes más grandes y de diferentes edades para reducir los riesgos de entrada de patógenos. En esta cuarentena las cerditas se van vacunando, teniendo contacto y enfrentándose a las diferentes patologías de la granja.

GESTACIONES

Siempre intentando mantener a las primerizas separadas del resto de cerdas, tratando a cada lote de cubrición semanal por separado.

Está claro que sobre todo en vacunaciones, cuanto más se cambie de aguja mejor.

Se recomienda en vacunaciones generales el uso de sistemas sin agujas, pero, en vacunaciones en gestaciones hay que utilizar como mínimo una aguja por lote o corral.

MATERNIDADES

Lo prioritario es entrar las cerdas ordenadas por fecha y no mover lechones entre salas o como mínimo entre lotes. Importantísimo minimizar los traspasos de lechones, pero con la llegada de cerdas hiperprolíficas, esta premisa es difícil de cumplir.

Hay dos sistemas indicados de nodrizaje para comprometer mínimamente la bioseguridad del lote:

  • El primero es mover la cerda y no los lechones, de este modo en cada sala te quedan los lechones de la misma edad y no hay posibilidad de mezcla de lotes.
  • El segundo es utilizar el nodrizaje de 14 días llevando estos lechones a salas especializadas de destete precoz, este sistema te permite por un lado minimizar el número de cambios entre cerdas.

Por otro lado, la segunda ventaja de este sistema es que los lechones están en la sala de destete precoz durante una o dos semanas (dependiendo de los días de estancia de la paridera), para posteriormente ir a la sala donde se van a destetar sus hermanos, de esta manera, se permite no mezclar lechones de diferentes lotes.

Es importantísimo que estas salas especializadas de destete precoz estén bien dimensionadas para poder hacer Todo Dentro – Todo Fuera con correcta limpieza y desinfección después de cada lote.

Otro punto interesante a analizar en cuanto a bioseguridad es el PROCESADO DE CAMADAS

En el procesado de camadas, si no se es cuidadoso con los cambios de agujas entre ellas y con limpiezas y desinfecciones de artilugios de procesado, estarmos comprometiendo indudablemente nuestra bioseguridad

Por eso para mí el uso de máquinas de procesado está muy indicado para un correcto funcionamiento en granja:

  • Tienen la ventaja de las pistolas sin agujas, además de poder cortar la cola y cauterizar.
  • Se puede realizar todo el procesado seguido sin necesidad de apoyar ni dejar lechones en ningún espacio, que luego puede ser punto contaminante para las siguientes camadas.

TRANSICIONES

Aquí también lo prioritario es el llenado de las salas por lotes semanales ordenados.

Lo más importante es prohibir los traspasos entre salas y como siempre, cambiar de agujas lo máximo posible.

En cuanto al vaciado de la sala lo ideal es Todo Dentro-Todo Fuera pero si no fuera posible, los lechones pequeños se retrasarían como máximo una semana.

LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN

Importantísimo después del vaciado de cada lote en cada zona de la granja realizar una limpieza exhaustiva con jabón y desinfectantes, revisada por encargados y visitadores antes de volver a introducir otro lote.

La experiencia no cabe duda que ayuda a minimizar muchos riesgos, pero hay que ser conscientes de que cada granja es distinta y lo que funciona en una explotación puede no ser suficiente en otra.

 

porcino
porcino
porcino
porcino

Sobre el autor

Lara Ruiz

Dejar un comentario