Este breve trabajo se centra en las principales estrategias de manejo que llevamos a cabo en la práctica diaria de nuestras granjas de porcino para aumentar la supervivencia de las camadas numerosas.

¿Qué opciones tenemos para que la supervivencia de todos estos lechones sea superior al 90% en el momento del destete?

A lo largo de los últimos 20 años el tamaño de camada ha ido aumentando en una media de 0,2 lechones/cerda/año, al tiempo que, reduciéndose el peso de los lechones al nacimiento, y también la dispersión del peso, lo que compromete a su viabilidad y por supuesto el peso de los lechones al destete. 

Por esto, considero importante que sepamos realmente cuál es el peso real de nuestros lechones en el momento del nacimiento, así como el diferencial medio de pesos entre lechones de cerdas primerizas, multíparas y cerdas de más de séptimo parto para optimizar posteriormente el manejo de los lechones en la paridera. 

Lógicamente, trabajar en tener lechones de mejor peso al nacimiento es la primera práctica rentable para su mayor supervivencia, basado en la nutrición de las cerdas en:

  •  la lactación anterior (evitar gran pérdida de peso y peor calidad de ovocitos), 
  • durante el primer mes de gestación (lograr una buena vascularización y angiogénesis placentaria) y 
  • en el último mes de gestación (evitar obesidad que significa stress oxidativo con alteración mitocondrial de ovocitos).

PUNTOS SENSIBILIDAD manejo

Tener más lechones al destete dependerá tanto de lograr la mayor viabilidad de los nacidos vivos, como de reducir la tasa de nacidos muertos. 

Sabemos que el peso al nacimiento guarda relación directa con el peso a los 7-10 días de vida y al destete, para lo cual es esencial la toma de calostro dentro de las primeras horas de vida de los lechones, incluso 120 primeros minutos de vida, con relación lineal con su supervivencia (gráfica).

manejo

Para reducir el número de los nacidos muertos, básicamente debemos: manejo

  1. Evitar depleción energética de la cerda en horas previas al parto, evitando su ayuno de pienso/agua y permitiendo que coma pequeñas cantidades numerosas veces en las horas previas al parto, a efectos de reducir la duración. A mayor duración del parto más nacidos muertos, al igual que a mayor tamaño de camada. Evitar constipación