13/02/2020

Bioseguridad Patología

Bioseguridad Patología

Peste Porcina Africana: el riesgo de contagio aumenta los controles sanitarios

Tras el aumento en la incidencia de la Peste Porcina Africana (PPA) en Europa, el Ministerio de Agricultura ha decidido aumentar la vigilancia sanitaria.

El Ministerio de Agricultura pone en marcha el programa de vigilancia sanitaria porcina para el 2020 

Es importante que el sector porcino se declare libre de enfermedades como la Peste Porcina Africana. El objetivo es garantizar el buen funcionamiento del comercio y la rentabilidad del sector.

La solidez del sector porcino español, el cual es el principal sector ganadero del país, depende del nivel de exportaciones de animales vivos y de sus productos. 

El Plan de Vigilancia Sanitaria Serológica lleva en marcha desde el año 2006. Tras los resultados en cuanto al aumento en la incidencia de la Peste Porcina Africana (PPA) en diversos países de Europa, el Ministerio de Agricultura ha decidido aumentar la vigilancia sanitaria. Esta medida se ha tomado con el objetivo de detectar con rapidez una posible infección del virus de la PPA en España y evitar que se extienda. 

El hecho de que existan explotaciones en Europa con bajos niveles de seguridad sanitaria conlleva un gran riesgo de contagio para España y para el resto de países. 

Este plan de vigilancia se basará en campañas informativas y de concienciación con el objetivo de detectar con rapidez cualquier contagio. También, se realizará un control en cuanto a las condiciones higiénicas y desinfección de vehículos de transporte de animales originarios de los países afectados. 

Alerta epidemiológica

Asimismo, el Ministerio de Agricultura ha puesto en marcha el programa nacional de vigilancia sanitaria de Peste Porcina Clásica, Peste Porcina Africana y de la enfermedad de aujeszky en jabalíes.

La enfermedad de aujeszky está considerada peligrosa en cuanto a riesgo y rapidez de contagio a nivel internacional. Los países afectados por este brote se encuentran principalmente en el este de Europa. La explicación científica culpa del mantenimiento de la epidemia a la falta de especies carroñeras y a las bajas temperaturas. Estos factores ayudan a que los cadáveres de jabalíes infectados se mantengan en el campo convirtiéndose en un riesgo para el resto de su población.

 



Dejar un comentario