27 Jul 2020

Intensidad de amamantamiento en cerdas primíparas y su efecto en la productividad

Amamantamiento en cerdas primíparas, ¿Es importante?. Actualmente, las cerdas requieren un manejo nutricional intensivo debido a la continua selección genética en indicadores como prolificidad y magrez.

Las cerdas actuales tienen menos grasa corporal, pero necesitan producir una mayor cantidad de leche para apoyar el crecimiento de la camada.

Las cerdas primíparas son más vulnerables que las más viejas porque las cerdas primíparas no solo tienen menos reservas corporales, sino que también consumen menos alimento durante la lactancia (Kim y Easter, 2001; NRC, 2012).

La movilización de proteínas y lípidos corporales durante el primer lactancia afecta negativamente el rendimiento de la producción en una paridad posterior y perjudica la productividad de las cerdas durante toda la vida (Aherne et al., 1994; Clowes et al., 2003).

Por lo tanto, los requerimientos de nutrientes recomendados para las cerdas tienen diferencias claras entre diferentes paridades y peso corporal de parto (Kim et al., 2001; NRC, 2012). Surge una pregunta importante:

 

¿las cerdas primíparas requieren un manejo diferente o la intensidad de amamantamiento de las cerdas primíparas debe reducirse para que se puedan conservar las reservas corporales (proteínas, grasas y huesos)?

Objetivo: Este estudio se realizó para evaluar los efectos de la intensidad de amamantamiento (tamaño de la camada y duración de la lactancia) para las cerdas primíparas en el rendimiento de la producción durante las paridades actuales y posteriores.

Materiales y métodos

Tras el parto, se asignaron inicialmente 115 cerdas primíparas (peso de parto: 222.7 ± 20.0 kg) a 4 tratamientos en un arreglo factorial 2 × 2 con 2 tamaños de camada: 10 y 13 lechones (LS10 vs. LS13), y 2 longitudes de lactancia: 21 y 27 d (LL21 frente a LL27).

Tras el destete, las cerdas se volvieron a servir y las cerdas que mantuvieron la gestacion con éxito (n=66) mantuvieron 10 lechones y se destetaron a los 21 días en la segunda paridad.

Las cerdas fueron alimentadas ad libitum durante la lactancia en ambas paridades.

Se determinó:

  • Consumo de alimento
  • Pérdida de peso corporal
  • Pérdida de grasa
  • Tamaño de la camada  y ganancia de peso de la camada durante la lactancia en ambas paridades.

Resultados

El aumento de peso de la camada en LS13 fue mayor ( P<0.05) que en LS10 (54.4 vs. 47.7 kg) durante la primera lactancia.

Las cerdas en LS13 tuvieron una mayor pérdida de peso (P<0.05) que las cerdas en LS10 (24.1 vs. 17.4 kg).

La pérdida de peso corporal no fue diferente entre LL27 y LL21. Las cerdas en LS13 tendieron a tener una tasa de remoción mayor (P=0.075) que aquellas en LS10 (47.5 vs. 32.2%).

Las cerdas en LL27 tuvieron una tasa de remoción menor (P<0.05) que aquellas en LL21 (28.0 vs. 51.7%).

En la segunda paridad, la ganancia de peso corporal de gestación en LL27 tendió a ser mayor (P=0.098) que en LL21 cuando el tamaño de la camada anterior era de 10 lechones (56.1 vs. 33.2 kg).

El rendimiento de la camada y el consumo de alimento de las cerdas no se vieron afectados por el tamaño previo de la camada, la duración de la lactancia y su interacción.

La pérdida de peso corporal, la proteína y los lípidos corporales no fueron diferentes entre LS13 y LS10, mientras que la pérdida de grasa en LS13 fue menor (P<0.05) que en LS10 durante la segunda lactancia (0.9 vs. 2.4 mm).

La pérdida de lípidos corporales prevista en LS13 también fue menor que en LS10 (2.3 vs. 5.3 kg) durante la segunda lactancia.

Las cerdas en LL27 tuvieron una menor pérdida de peso corporal (P<0.05) y pérdida de lípidos corporales durante la segunda lactancia que las cerdas en LL21 (4.0 vs. 9.0 kg; 2.3 vs. 4.8 kg).

La concentración de grasa en leche en LL27 fue menor (P<0.05) que en LL21 (7.9 vs. 9.1%).

Conclusiones

El aumento de la intensidad de amamantamiento las cerdas primíparas aumentó el peso de la camada, pero el aumento del tamaño de la camada redujo la ganancia media diaria de los lechones.

El rendimiento de la cerda en la segunda lactancia no se vio afectado negativamente por el aumento de la intensidad de amamantamiento de la primera lactancia. Curiosamente, las cerdas con una mayor intensidad de amamantamiento en la primera lactancia habían reducido la pérdida de reservas corporales en la segunda lactancia.

Articulo completo:

Ji Yao Guo, Yawang Sun, Ashley E DeDecker, Max Terry Coffey, Sung Woo Kim. 2019. Effect of suckling intensity of primiparous sows on production performance during current and subsequent parities. Journal of Animal Science, 97;4845–4854. doi.10.1093/jas/skz341.

 

Artículos relacionados: Efecto del estrés calorico sobre el metabolismo de cerdas gestantes



Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista porciNews Noviembre 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

19-11-2021

Maíz

282€/Tm

2€/tm

Lleida

Trigo

19-11-2021

Trigo

318€/Tm

5€/tm

Lleida

Soja

19-11-2021

Soja

442€/Tm

27€/tm

Lleida

Cebada

19-11-2021

Cebada

307€/Tm

2€/tm

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
porciNews en
Youtube