06/10/2017
Cebo Instalaciones y Equipos

Instalación en cebo, clave en la eficiencia productiva del ganado porcino – 3

clave en la eficiencia en el ganado porcino

Este es el tercero de una serie de artículos sobre los factores asociados a las instalaciones en cebo que afectan a la eficiencia productiva del cerdo

   TEMPERATURAS

Los cerdos son homo-térmicos y mantienen su temperatura en un estrecho intervalo.

El animal hará todo lo posible para mantenerse en ese rango de temperatura dependiendo de las condiciones ambientales de que disponga.

La zona de termo-neutralidad viene acotada por la temperatura crítica superior y temperatura crítica inferior.

  1. POR DEBAJO DE LA TEMPERATURA TERMO-NEUTRALIDAD

Variaciones de temperatura por debajo de la temperatura termo-neutralidad, dan lugar a un incremento del consumo de pienso para la producción de calor corporal y, por lo tanto, se reduce la eficiencia del pienso, ya que no todo irá destinado al crecimiento de los animales.

 

  1. POR ENCIMA DE LA ZONA TERMO-NEUTRALIDAD

Las variaciones de las temperaturas por encima de la zona de termo-neutralidad dará lugar a que un animal de unos 50 kg de peso vivo reduzca su ingesta en 8 gramos por º C (entre los 16 y 24ºC) siendo esta reducción de 46 gramos cuando el rango de temperatura es de 24 a 32ºC.

Si estos cerdos son de mayor peso (75kg), la reducción en el consumo es mayor, entre 30 y 70 gramos al día entre los mismos rangos de temperatura.

Esto únicamente es debido a la poca capacidad de disipar calor que tienen estos animales.

Por lo tanto, el aislamiento de las naves es un factor importante, tanto en verano como en invierno, para conseguir que la temperatura interiores se encuentren lo más cercano posible a la temperatura de confort.

Cuando la temperatura exterior es menor que la interior, se produce una pérdida de calor de la nave.

Al contrario, en verano, se produce una entrada de calor desde el exterior al interior de la nave.

agrener

HUMEDAD

La humedad relativa está en función de la temperatura del aire, ya que altas temperaturas del aire puede contener mayor cantidad de vapor de agua, por lo que si contacta con las paredes frías de la nave se produce la condensación del vapor de agua.

Cuando ocurre esto, entendemos que hay un pobre funcionamiento de la ventilación mínima:

  1. Humedad relativa baja inferior del 50%, daña la mucosa, dando lugar a toses y estornudos y facilitando la entrada de infecciones respiratorias.
  2. Humedad relativa alta superior al 80%, dificultad la eliminación del calor: los animales son incapaces de disipar calor metabólico y se reduce de manera notable el consumo de pienso.


Accede para leer el resto de contenido de forma gratuita y leer el PDF,
si aún no estás registrado, hazlo de forma gratuita aquí.
Ver PARTE 1 y PARTE 2

Acerca del autor

José Herrera Martín

Acerca del autor

José Manuel Pinto Carrasco

Acerca del autor

Juan Jiménez García S.A.U.

Acerca del autor

Manolo Toledo

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Hola! Haga clic en nuestro representante a continuación y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Podemos ayudarte por WhatsApp