14 Mar 2022

¿Ha llegado la hora de revisar las fases de transición y engorde de cerdos? – Parte I

get_the_title
  • Turó de Gardeny, edificio H3, pl. 1, of. 10 | Lleida 25003
    España
  • +34 973 727 333
  • oppgroup.com/



El Bienestar Animal ha generado un profundo cambio en el diseño de las unidades de cría de cerdos. Los autores de este trabajo creemos que un conjunto de “nuevas tendencias” llega para “retar lo establecido” en cuanto al diseño y manejo de las transiciones y engordes.

A diferencia de la avicultura, la recría y engorde de cerdos aún no tiene un sistema estandarizado (edad de ingreso, tamaño y cantidad de animales por corrales, m2/cerdo, tipo de suelo, sistema de alimentación, divisorias, etc.). Esta enorme variación se debe a muchos factores que, en su mayoría, tienen fundamento científico y práctico para validarlos.

A continuación, intentaremos resumir las “fuerzas” que creemos que generarán cambios en el diseño y manejo en las fases de transición y engorde:

BIENESTAR ANIMAL

Cambios en el metraje/animal y tipo de suelo

Eliminación de mutilaciones (descole, descolmillado y castración)

Enriquecimiento ambiental (uso de cama u otros elementos)

Reducción del estrés agudo y crónico:

Zonificación interna

Tamaño de grupo

Puntos de alimentación

 

NECESIDAD DE MEJORAR LA SALUD ANIMAL

Todo dentro/Todo fuera por sitio

Homogeneidad inmunitaria (reducción de subpoblaciones)

 

OPORTUNIDADES DE INCLUSIÓN DE NUEVAS TECNOLOGÍAS Y DEMANDA DE TRAZABILIDAD ELECTRÓNICA

Alimentación de precisión y fases múltiples

Trazabilidad electrónica de los tratamientos inyectables y segregación de animales tratados

Sistemas de pesado o estimación de peso, con o sin segregación posterior

Sistemas para mejorar la precisión de la evaluación del consumo de alimento y otra recogida de datos sensorizados

 

REDUCCIÓN EN EL USO DE ANTIBIÓTICOS

Medicación en pienso minimizada/eliminada

Medicación en agua minimizada/eliminada

Medicación inyectable solamente de animales enfermos

 

NECESIDAD DE REDUCIR EL IMPACTO AMBIENTAL

Reducir el del consumo de agua:

Reducción de agua de lavado (mejor lavado y secado)

Control de presión de línea y bebederos de cazoleta

Reducir el desperdicio de alimento y mejorar el índice de transformación
Reducir la eliminación fecal de nitrógeno, fósforo y gases de efecto invernadero:

Alimentación de fases múltiples

Cambios en formulación de dietas

Cambios en el tipo de suelo y sistema de reserva y tratamiento de purines

 

OPORTUNIDADES DE MEJORA

Al mirar esta larga lista de oportunidades de mejora, lo primero que se debe cuestionar es la eficiencia de transiciones o engordes que funcionan con electricidad temporal de corriente (grupo generador) dado que, en los momentos del día (sobre todo de noche) en los que no hay corriente eléctrica, no se puede contar con sistemas activos de control de consumos y pesos, sensórica y climatización, lo que tiende a reducir la precisión y eficiencia de la gestión.

  Revisión de “pros y contras” de algunos de los sistemas existentes más comunes  

En la siguiente sección no se cubren todas las opciones existentes, sino, algunas de las más comunes.

Se analizarán transiciones, engordes y Wean to Finish (destete venta), dejando fuera de este análisis las típicas fases 2 (transiciones) de 100% suelo plástico.

NAVE DE CORRAL PEQUEÑO
(12 a 20 animales)

Se trata de instalaciones con “full slat” de cemento (con o sin zona calefactada), un comedero por corral y separador, en general, de cemento pre moldado.

Trabajos más o menos recientes han demostrado que los corrales pequeños no mejoran significativamente los resultados de crecimiento, índice de transformación, mortalidad y uniformidad con grupos más grandes (80-100 cerdos).

 

NAVE DE CORRAL INTERMEDIO CON ZONA DE NIDO Y PISO COMBINADO
(25 a 50 animales)

Se trata de naves con suelo sólido calefactado o no, y slat de concreto, tabiquería de plástico y hierro.

NAVE TIPO “WEAN TO FINISH” AMERICANO
(25 a 100 o más animales por corral)

Se trata de instalaciones con piso “full slat” y corrales de reja metálica.

CORRALES DE ALIMENTACIÓN RESTRINGIDA CON SISTEMA DE ALIMENTACIÓN LÍQUIDA O PIENSO SOPLADO POR AIRE
(en general, 20 a 50 animales por corral)

Son instalaciones que incluyen una batea larga para alimentar simultáneamente, lo que implica que gran parte del corral está ocupado por la “zona de alimentación”. Cuentan con tabiquería de plástico y hierro y pisos “full slat”.

NAVE CON UNIDAD DE SELECCIÓN POR PESO
(100 a 1.000 animales por corral)

El sistema de selección por peso, también llamado ‘’Weight Sorting”, está diseñado para grandes grupos y su objetivo principal es el de lograr un peso de venta muy ajustado en torno al peso ideal buscado.

Al acercarse el momento de la venta, se activa el sistema de selección y cuando los animales ingresan a comer a la unidad son seleccionados por peso y enviados a:

Un corral de “retrasados’’ donde se les da una dieta especifica.

Un corral de peso ideal (listos para la venta).

El sistema también permite devolver a los cerdos al corral original para realizar una nueva selección.

NAVES CON SISTEMAS DE PESADO DE ALIMENTO Y ESTIMACIÓN DE PESO POR IMAGEN

Los sistemas de pesado de alimento y estimación de peso por imagen se pueden instalar en varios tipos de granjas convencionales.

“ENGORDE” ECOLÓGICO

En el mercado existe una demanda creciente de productos ecológicos y hay granjas, en general medianas o pequeñas, que engordan cerdos en cama de paja profunda y bajo las exigencias de producción ecológica. Más recientemente, han ido apareciendo variantes interesantes, como las que incluyen:

Sistemas de distribución automática de cama picada (como forma de enriquecimiento ambiental, no como cama profunda).

Naves de “baja emisión de gases”, con fosas poco profundas (no inundadas) y sistemas de mezclado de purín mediante palas tipo trineo o, incluso, robots de limpieza.

 

FUNDAMENTOS DE INTERÉS PARA LA ADAPTACIÓN DE NUEVOS SISTEMAS

Queda claro que, en un futuro próximo, las instalaciones de estas fases productivas deberán incorporar mejoras que proporcionen resultados parametrizables en varios aspectos:

1. Mejoras en Bienestar Animal

Para pesos a matadero superiores a 110 kg se deberá ofrecer 1 m²/cerdo, algo particularmente importante si consideramos que se tenderá a prohibir las mutilaciones (castración, descole y descolmillado), dado que el confinamiento extremo es un factor asociado al desarrollo de caudofagia.

Los corrales podrían tender a ser mayores, trabajando con 50-200 cerdos con 2 comederos en lados opuestos del corral. Esto, al igual que con las cerdas en grupos, permite reducir las interacciones agresivas entre dominantes y dominados.

Será importante ofrecer material de enriquecimiento ambiental o “juguetes”, idealmente masticables y de fibra natural, y compuestos por materiales no tóxicos.

2. Reducción de emisiones y consumo eléctrico

Los suelos combinados de slat de cemento o plástico con un área de suelo de cemento liso, fosas llanas no inundadas y limpieza mecanizada, redundarán en:

Menor emisión de gases de efecto invernadero

Menor consumo de agua

Los suelos de plástico, particularmente en climas fríos, reducen la demanda de generación de calor al ser termoneutros, además de requerir menos agua para su lavado, reteniendo menos humedad y siendo más higiénicos.

3. Trazabilidad electrónica de procesos

Las empresas que trabajen sus propios cerdos pueden chipear sus lechones al procesarlos para luego reciclar los chips en la post-faena sin incurrir en un coste mayor. De esta forma, se logra una trazabilidad electrónica individual que ofrecerá una mejor garantía de control de los animales tratados, permitiendo la segregación de animales medicados y no tratados dentro del sistema.

Además, con los sistemas de trazabilidad electrónica de los tratamientos inyectables, como V-ETIC®, se pueden chipear los corrales para facilitar el registro electrónico de la localización del animal.

4. Sistemas que mejoren el monitoreo en tiempo real de la ganancia de peso diaria y la conversión alimentaria y una correcta segregación por peso a la hora de la venta

Resulta cada vez más importante dejar de “producir a ciegas”.

Esto implica incorporar sistemas que permitan estimar directa o indirectamente el crecimiento y consumo de todos los animales o un grupo representativo del lote.

Ya se han discutido algunas opciones tecnológicas, sin embargo, existen otras opciones, como la de las estaciones de testaje MLP, que podrían incorporarse a algunos corrales para estimar el crecimiento e índice de transformación a un pequeño grupo dentro de la banda semanal de producción.

Para productores que venden cerdos a un sistema con fuertes penalizaciones o beneficios, ajustados al peso de sacrificio e índice de magro, los sistemas de selección por peso son muy valiosos a la hora de mejorar el retorno por cerdo.

Por otro lado, existe la posibilidad (y habrá más) de incorporar una gama de sensórica que permita detectar desvíos y disparar alarmas tempranas.

Por ejemplo, ya existen sistemas que estiman el índice de tos de los cerdos de una nave, monitores electrónicos de consumo de agua y, probablemente, se hagan más comunes los equipos que, utilizando la termometría infrarroja remota o el análisis de movimiento de los animales, permiten identificar animales enfermos.

5. Reducción de las subpoblaciones inmunitarias

Lograr una mayor uniformidad inmunitaria de los grupos de cerdos en transición y engorde supone una gran oportunidad para reducir la mortalidad y morbilidad en estas fases.

Trabajar con lotes de lechones procedentes de lactación grupal (se abre a lactación grupal a partir del día 7 de vida):

Es una recomendación de Bienestar Animal que permite adelantarse a las restricciones del uso de jaulas en maternidad que vendrán en un futuro próximo.

Permite la exposición temprana por contacto oronasal a muchos patógenos mucosales que afectan a los animales no protegidos en etapas posteriores.

6. Minimización del impacto ambiental

Además de los aspectos ya mencionados (reducción de consumo de energía y agua), existen otras formas de reducir el consumo energético de las instalaciones.

Una forma sencilla y natural de reducir el consumo de energía dedicado al enfriado de naves en verano en zonas cálidas es mantener una zona verde entre las naves (Imagen 9).

La generación de energías limpias y recolección de agua de tejados (donde esté justificado) son alternativas que se pueden considerar e incorporar a las naves de estas fases productivas.

Los tejados, como soporte para paneles fotovoltaicos e, incluso, como sistema de recolección de agua de lluvia, son opciones interesantes a evaluar en un futuro en el que, como dicen los expertos “la impredecibilidad climática, es lo único predecible”.



Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista porciNews Marzo 2022

ARTÍCULOS DE REVISTA



 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

13-05-2022

Maíz

377€/Tm

2€/tm

Lleida

Trigo

13-05-2022

Trigo

397€/Tm

5€/tm

Lleida

Soja

13-05-2022

Soja

512€/Tm

-16€/tm

Lleida

Cebada

13-05-2022

Cebada

376€/Tm

1€/tm

Complejo entérico

Ileítis Porcina

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
porciNews en
Youtube

 
logo