28/09/2018

Instalaciones y Equipos

Instalaciones y Equipos

get_the_title
  • Exafan
  • exafan@exafan.com
  • Polígono industrial Río Gállego, Calle D / Nº10
    50840 San Mateo de Gállego - Zaragoza
  • (+34) 976 694 530
  • www.exafan.com/

Explotación Agromezquita – Unas instalaciones para producción de alto nivel

La inauguración de una explotación porcina siempre es motivo de celebración, pero al visitar la granja de reproductoras Agromezquita, situada en la localidad de Ortilla (Huesca), nos quedamos asombrados con el proyecto “Llave en mano” acometido por Exafan.

La granja Agromezquita, integrada con el grupo Vall Companys, se ha diseñado para albergar 2.900 cerdas productivas, habiéndose construido:

  • 1 nave de adaptación con 240 plazas
  • 1 nave de cubrición con 1.100 plazas
  • 1 nave de gestación confirmada con 1.580 plazas
  • 1 nave de maternidad con 660 plazas
  • 4 naves de destete con 12.000 plazas

Además de estas naves, Exafan se ha hecho cargo de la construcción de todas las instalaciones, infraestructuras y edificios necesarios para el funcionamiento óptimo de la explotación:

  • Edificio de servicios donde se encuentran las oficinas, comedor, duchas y vestuarios.
  • Vivienda anexa para el encargado de la explotación.
  • Depósito de agua con capacidad para 1.200.000 L.
  • Balsa de purines y sistema de saneamiento de 8.500 m3, construida en hormigón proyectado.

Durante nuestro recorrido por la granja nos acompaña Albert Vidal, responsable de cerdas reproductoras de Vall Companys, para mostrarnos las espectaculares instalaciones de las que disfrutarán las cerdas durante toda su vida productiva.

 

 

 Primera parada – La Nave de adaptación

Contar con una nave de adaptación es esencial para que las futuras reproductoras alcancen su máximo potencial genético. Es el lugar al que llegarán desde la recría y donde se adaptarán a su nuevo entorno.

En este caso, la nave se ha diseñado con unas dimensiones de 21 x 14 m, con 24 corrales de 3 x 3 m y 2 líneas de 24 boxes/línea.

Esta nave, dadas sus dimensiones, cuenta con una ventilación natural gracias a las ventanas laterales, cuya apertura y cierre están controlados por el regulador RAV-BBB de 3 motores.

 

 La nave de control/cubrición – Un remanso de bienestar

La nave de control/cubrición cuenta con una superficie total de 127 x 25 m, pudiéndose encontrar dos zonas claramente diferenciadas:

  • Zona de destete, recela y cubrición de las cerdas procedentes de maternidad.
  • Zona de gestación.

Una de las particularidades de esta granja es que la alimentación de las cerdas de la nave de control/cubrición se hace a través del Exaball, mientras que el suministro de agua se hace a través de un chupete independiente, con el fin de evitar la mezcla del agua y el pienso.

El Exaball es un sistema de alimentación que funciona con un dispensador individual esférico, que asegura que la cerda siempre tenga pienso fresco a su disposición, minimizando el desperdicio de alimento, maximizando el consumo y potenciando la producción.

VENTAJAS DEL EXABALL

  • Aprendizaje sencillo: el sistema aprovecha el comportamiento natural de las cerdas de hozar, estimulando su curiosidad innata a la vez que satisface su apetito.
  • Opciones de alimentación restringida o ad libitum.
  • Minimiza el desperdicio del alimento.
  • Estimula la ingesta, ya que las cerdas disponen de alimento fresco las 24 horas del día.

 

Las condiciones ambientales de la nave se mantienen dentro del rango óptimo, tanto en invierno como en verano.

 

La ventilación de mínimos se logra mediante ventiladores de chimenea, siendo posible la ventilación natural gracias a la entrada de aire a través de las ventanas de policarbonato y a su salida por las chimeneas.

En épocas de calor, cuando la temperatura supera los 25,5-26,5°C, se pone en marcha el sistema de ventilación por sobrepresión con los ventiladores de gran caudal EX50, que permiten bajar la temperatura en 10-12°C, garantizando que las cerdas se encuentren siempre en su zona de confort térmico.

El sistema de control ambiental no serviría de nada sin un buen aislamiento de la nave. Por ello se ha construido con bloques de termoarcilla y con un aislamiento de poliisocianurato de 50 mm.

Gracias a este aislamiento la temperatura del interior de la nave se mantiene estable, independientemente de la del exterior, lo cual se traduce en un significativo ahorro energético al evitar el sobrecalentamiento de la nave en las horas centrales del día, mientras que en los días más fríos, la termoarcilla acumula calor y lo distribuye a lo largo del día.

 

 La nave de gestación confirmada – Preparadas para la recta final

La nave de gestación confirmada se ha configurado para alojar a 44 grupos de cerdas (36 cerdas/grupo), que disfrutarán de los boxes de libre acceso con puerta trasera de vaivén a los que podrán entrar y salir libremente a partir del día 28 de gestación.

Con los boxes de libre acceso las cerdas están muy tranquilas ya que cuentan con su propio espacio para descansar y comer a la vez, y esto se ve reflejado en unas Nave de gestación confirmada tasas de partos muy buenas. – Albert Vidal

El sistema de alimentación, por su parte, se hará a través de cadenas realimentadas por espirales procedentes de los silos exteriores.

 

 La nave de maternidad – Un ejemplo de rentabilidad y sostenibilidad

La nave de maternidad cuenta con 660 plazas de parto, cada una de ellas con unas dimensiones de 2,60 x 1,80 m para poder trabajar con el sistema de bandas semanal.

El diseño de las instalaciones se ha realizado con el objetivo de potenciar la higiene y el bienestar de los animales, apostando por un suelo totalmente enrejillado de plástico y jaula galvanizada. Al igual que en la nave de cubrición, se ha optado por el sistema de alimentación Exaball para maximizar el consumo de alimento por parte de las cerdas.

 

El control de las condiciones ambientales de la nave de maternidad es indispensable, ya que se debe lograr que tanto las cerdas como los lechones cuenten con una temperatura ideal.

Por ello, en este caso se ha optado por instalar el regulador integral DNP que permite, mediante diferentes curvas y en base a la temperatura, humedad relativa y concentración de gases, controlar la ventilación y la calefacción de la nave.

La regulación de las condiciones climáticas se hace de forma proporcional buscando un equilibrio entre la temperatura deseada y la real, de forma que se consigue un importante ahorro energético tanto en calefacción como en ventilación.

Para la ventilación en las salas de maternidad escogimos el sistema que nos propuso Exafan, que cuenta con un sistema de entrada de aire para mínimos en invierno y sistema de recirculación de aire interno, evitando que se formen corrientes de aire frío en la sala que puedan perjudicar a los lechones. – Albert Vidal

 Ventilación

La ventilación de la nave corre a cargo de los ventiladores electrónicos EC50 de alto rendimiento y las chimeneas de entrada de aire con recirculación.

Gracias a estas chimeneas, que cuentan con un pequeño difusor inferior, se produce una distribución del aire por la nave de tal forma que dicho aire se mezcla con el de la nave sin caer directamente sobre los animales.

 

 

Calefacción

Una particularidad notable de esta granja es su apuesta por la sostenibilidad y el ahorro energético, habiéndose instalado un sistema de calefacción con placas calefactoras de acero inoxidable alimentado con un sistema de geotermia.

El cuidado aislamiento de los tubos que recorren la instalación y el sistema de recirculación de agua entre los colectores permite que cada Kcal producida en la nave de gestación confirmada sea aprovechada, de tal forma que cada tubo de ida y de retorno abastece a 4 placas calefactoras.

 

El sistema de calefacción que se ha instalado aprovecha el calor que emite el purín para calentar a los lechones en maternidad, lo cual permite un ahorro energético importante y, además, se consigue un enfriamiento del purín en gestación, reduciéndose la emisión de gases. Estamos expectantes porque es nuevo para nosotros, pero le vimos todo el sentido cuando nos decidimos por implementar este sistema – Albert Vidal

 

 La nave de destete – Encaminados hacia un rendimiento espectacular

Las 4 naves de destete, con capacidad para albergar a 450 lechones por sala, cuentan con las condiciones ideales para que los lechones destetados puedan alcanzar su máximo potencial durante el resto de su vida productiva.

  SLAT  

Al igual que en la nave de maternidad, se han colocado slats de polipropileno de gran durabilidad que mejoran la sanidad animal al reducir el estrés asociado al cambio de ambiente y optimizan la higiene de las instalaciones al no haber zonas de acumulación de residuos.

 

  ALIMENTACIÓN  

La máxima calidad en la alimentación de los animales está garantizada con las tolvas de acero inoxidable en seco de 6 bocas y el doble bebedero, que asegurarán que los lechones siempre tengan pienso y agua a su disposición.

 

  CALEFACCIÓN  

Adicionalmente, se han colocado placas calefactoras de acero inoxidable en esta nave, de forma que los lechones tendrán una transición mucho más agradable al llegar de la nave de maternidad.

 

 Bioseguridad – Elemento indispensable en la granja

Durante nuestro recorrido por estas instalaciones, resultan llamativos todos los elementos y detalles que se han incorporado con el fin de lograr que la granja cuente con un altísimo nivel de bioseguridad.

El doble vallado perimetral constituye la primera barrera para evitar la entrada de animales y agentes patógenos, debiendo quedar todos los vehículos aparcados en el exterior del mismo.

Adicionalmente, el rodaluvio colocado a la entrada de la explotación, junto con el arco de desinfección, permite eliminar los riesgos asociados a la entrada de los camiones de transporte de animales y pienso.

El edificio de servicios es otro elemento fundamental para preservar la bioseguridad de la granja, ya que en ella se ha habilitado la oficina para la recepción de los visitantes, así como las duchas y vestuarios por las que debe pasar todo aquel que acceda a la explotación.

  BIOSEGURIDAD EXTERNA  

En su apuesta por fomentar la transparencia y estimular una imagen positiva del sector porcino, se ha construido una sala a la que podrán acceder los visitantes a la granja, desde donde podrán ver la nave de gestación confirmada sin tener que entrar en su interior, salvaguardando la bioseguridad de la explotación a la vez que se muestran las condiciones reales de alojamiento de las cerdas.

Albert Vidal nos explica que esta granja se ha diseñado con un nivel de Bioseguridad Interna muy alto.

  • Se han dispuesto cuatro zonas señalizadas con distintos colores (gestación, maternidad, destete y cuarentena) y para acceder a cada una de ellas es imprescindible cambiarse de ropa y lavarse las manos.
  • Se ha planteado una transición por módulos, trabajando en todos ellos con el sistema Todo Dentro-Todo Fuera.
  • Gracias al túnel de lavado colocado entre la nave de gestación confirmada y la de maternidad, las cerdas pasan por una ducha que permite su lavado y desinfección previo al parto, reduciéndose significativamente su carga de patógenos y la probabilidad de su transmisión a los lechones recién nacidos.

Con todas estas medidas evitamos la circulación de los patógenos dentro de la granja y, aunque la producción sea en un solo sitio, logramos una producción en múltiples sitios en cuanto a gestión sanitaria se refiere. – Albert Vidal

La visita a la granja Agromezquita nos deja con la firme convicción de que llevar a cabo un proyecto de esta envergadura es posible, siempre que se cuente con el asesoramiento de expertos. En este caso, Exafan ha demostrado ser una empresa de confianza y el partner ideal para la ejecución de instalaciones “llave en mano” para el sector porcino.

 

porcino
porcino
porcino
porcino

Dejar un comentario