12 Jun 2020

Estrategias nutricionales para el manejo de diarreas post-destete



El destete implica una menor demanda hacia la madre permitiéndole manejar el costo energético y metabólico de producción de la leche y reenfocarse a producir una nueva camada y por otro lado, le permite al lechón obtener otras fuentes alimenticias que proporcionen energía y nutrientes en cantidades que la madre no puede producir. Estrategias nutricionales para el manejo de diarreas post-destete

Por eso, es clave lograr un balance entre las necesidades del lechón y la cerda.

Este período de transición va acompañado además del cambio en la dieta, de modificaciones de ambiente, cambios sociales y fisiológicos a los que el lechón debe hacer frente.

La diarrea post-destete es la consecuencia de la falla en la coordinación de estos cambios.

El manejo nutricional de la diarrea post-destete es solo una de las herramientas de manejo de este problema. Sin embargo, cabe aclarar que requiere de un manejo multifactorial y no reemplazará al manejo especifico de los patógenos como uso de antibióticos y vacunas.

 

Requerimientos nutricionales

 

Dentro de las necesidades nutricionales se encuentran aquellas destinadas al crecimiento y aquellos requerimientos adicionales que se producen por el efecto específico del destete o enfermedades

Los requerimientos de energía y aminoácidos pueden ser calculados de datos empíricos de crecimiento.

Un lechón de 6 kg, consumiendo un alimento de 3,300 kcal/kg de alimento, requiere cada día:

  • Energía: 651 kcal
  • Lisina: 3.93 g
  • Calcio: 2.26 g
  • Fósforo: 1.19 g

Además de la inclusión de los restantes aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales.

Estos valores representan los requerimientos de nutrientes requeridos a diario y deben ser ajustados en base al consumo de alimento.

Por lo tanto, si se espera que el lechón consuma en esta etapa 208 g de alimento diario, la concentración de los nutrientes debe estar en 208 g.

De igual manera, si el lechón consume 250 g, la concentración de nutrientes podrá ser menor.

Establecer los requerimientos nutricionales y ajustar las dietas al consumo de alimento de los lechones es necesario para controlar las diarreas post destete.

Para cubrir los requerimientos de 3.93 g con un consumo de alimento de 250 g/d, se requiere 1.57% de lisina. Para alcanzar estos niveles de lisina, es necesario utilizar fuentes de proteína como harina de soja, colza, canola.

Sin embargo, estas fuentes de proteínas tienen factores antinutricionales como inhibidores de tripsina, proteína fermentable, oligosacáridos, y glucosinolatos, los cuales limitan el consumo de alimento y por lo tanto, el crecimiento del lechón.

Un ejemplo de esto es que el consumo de proteína fermentable favorece el crecimiento de bacterias patógenas en el intestino delgado como Escherichia coli (E. coli) y Clostridium spp.

 

Aditivos

 

Una vez establecidos los requerimientos y la concentración de esos nutrientes en función del consumo diario, se debe considerar la inclusión en la dieta de otros nutrientes que tienen un efecto positivo durante el destete.

Estos aditivos ayudan a prevenir las diarreas ofreciendo resistencia hacia los patógenos en el intestino.

El mecanismo de acción de los aditivos y prevención de diarrea post-destete es variado por lo que tendrá que conocerse la etiología de la diarrea post destete.

 

Fisiología y estructura del tracto gastrointestinal

 

Las funciones del estómago son la digestión ácida de las proteínas (con la ayuda del ácido hidroclorhídrico) y ser una barrera contra los patógenos.

El pH óptimo para la digestión de proteínas es alrededor de 3. Un pH menor a 3, es bactericida para patógenos como E. coli. Sin embargo, el pH del estómago del lechón es entre 4 y 5.

Por lo que la digestión de proteínas en el estómago de los lechones se encuentra limitada.

El elevado pH del estómago se suma a la escasa secreción de enzimas digestivas en el intestino delgado como amilasa (digestión de almidones), lipasa pancreática (digestión de grasas), limitando la digestión de energía.

Además, la baja secreción de proteasas limita también la digestión de proteínas en el intestino delgado.

Estos factores reducen la digestión de amino ácidos y energía en los lechones.

Asimismo, otras funciones del tracto gastrointestinal del lechón se encuentran comprometidas. Por ejemplo, la barrera a patógenos que representan las uniones oclusivas del epitelio intestinal se hacen permeables permitiendo el paso de patógenos y otros antígenos.

La migración de patógenos y antígenos genera la activación de una respuesta inmune principalmente innata con alta producción de proteínas de fase aguda y redirección del metabolismo de crecimiento a mantenimiento.

 

Aminoácidos

 

La escasa capacidad de digestión de nutrientes y la activación del sistema inmune innato redistribuye los nutrientes de crecimiento hacia funciones de mantenimiento.

Las funciones de mantenimiento difieren en sus requerimientos de las funciones de crecimiento magro.

Por ejemplo, el tejido magro requiere alta gran cantidad de aminoácidos ramificados (isoleucina, leucina, valina). En cambio, las secreciones segregadas por el epitelio intestinal (barrera intestinal) requieren mayor cantidad de treonina en comparación al tejido magro.

El triptofano tiene múltiples funciones como sustrato para producción de niacina (Vit B3). Durante eventos de estrés metabólico es posible que el requerimiento de triptófano sea mayor al calculado para crecimiento magro.

Las harinas de pescado, extractos hidrolizados de péptidos, harina de soja fermentada, concentrado de proteína de soja son ejemplos de fuentes de aminoácidos de alta digestibilidad, por lo que ayudan a satisfacer la alta demanda nutricional de esta etapa y reducir la eliminación al ambiente de aminoácidos indigestibles.

Algunos de los factores anti-nutricionales presentes en las principales materias primas proteicas son termolábiles (glucosinolatos e inhibidores de tripsina), pudiendo ser destruidos mediante tratamientos con calor.

Sin embargo, los factores anti-nutricionales termoestables como los oligosacáridos no son susceptibles a la acción del calor.

Es por esto, que la inclusión de este tipo de materias primas (harina de soja, harina de colza) presentan límites de inclusión en las dietas de lechones.

El nivel de inclusión deberá ajustarse en función de la edad y el peso de los animales al destete.

Los lechones destetados entre los 28 y 35 días de edad tienen un sistema digestivo más maduro que aquellos destetados entre los 18 y 21 días de vida. Debido a esto, los primeros tendrán una inclusión del 25% de harina de soja mientras que los segundos solo un 10 o 15%.

 

Estas inclusiones solo son posibles si las harinas están bien procesadas y hay suficiente destrucción de los inhibidores de tripsina. De lo contrario, habrá mayor prevalencia de diarreas.

 

Proteínas funcionales

 

Son proteínas cuyo valor nutricional es superior al de los aminoácidos que las constituyen.

Las fuentes principales de proteínas funcionales son:

  • Plasma bovino o porcino
  • Concentrado de suero de leche
  • Calostro deshidratado
  • Huevos secos hiperinmunizados

 

Si bien no están del todo claros los mecanismos de acción, se les atribuye la estimulación del consumo de alimento, protección contra enfermedades, y mejora en la estructura y función intestinal.

En el caso de plasma, la función de salud intestinal está relacionada a la concentración de inmunoglobulinas G (Ig G) y factores de crecimiento como el factor de crecimiento de insulina (IGF-1) y el factor de crecimiento epitelial (EGV).

El efecto positivo del plasma porcino durante casos de diarrea por E. colienterotoxigénica han sido reportados rutinariamente en la literatura. Por ello el uso de plasma porcino es otra recomendación nutricional para el manejo de diarreas en lechones.

 

Acidificación de la dieta

 

Los acidificantes de las dietas se clasifican en función de su origen como inorgánico u orgánico. Generalmente, los productos comerciales son mezclas de ácidos orgánicos e inorgánicos en forma de sales de sodio, potasio, y calcio.

Estos aditivos favorecen el control de las diarreas post-destete. Se consideran agentes bacteriostáticos debido a su mecanismo de acción ya que el mismo se basa en la disociación del diferencial eléctrico de las membranas celulares de las bacterias.

Los ácidos a un pH menor al pK se disocian y retienen hidrogeniones (H+), ello permite al ácido atravesar la membrana de las bacterias libremente.

Luego dentro del citoplasma bacteriano, a pH neutro, el ácido pierde hidrogeniones, los hidrogeniones transferidos al interior de la bacteria de esta manera no generan ATP y la bacteria retarda el crecimiento.

La eficacia de los acidificantes de las dietas dependerá del tipo de preparación y  del tipo de dieta utilizada:

  • Dietas con alta capacidad tampón pueden disminuir la efectividad del ácido.
  • La efectividad del ácido es menor cuando se incluye en dietas complejas (altas en proteína funcionales y baja inclusión de proteínas vegetales), cuando los lechones son destetados a mayor edad o madurez del intestino, o cuando se utilizan antibióticos como promotores del crecimiento.

 

Conclusión

 

En conclusión, el destete es una fase de transición dinámica y compleja que implica modificaciones en la estructura y fisiología del tracto gastrointestinal de los lechones.

Si estos cambios no son contemplados en el manejo de los lechones la susceptibilidad y frecuencia de las diarreas se incrementa.

El manejo nutricional de las diarreas post destete requiere satisfacer los requerimientos de los lechones de forma estratégica a través de del manejo de los ingredientes y los factores anti-nutricionales.

Estrategias nutricionales diarreas post-desteteAditivos como acidificantes, probióticos, y plasma han demostrado ser útiles en el control de las diarreas post-destete y productividad de los lechones.

 

Estrategias nutricionales para el manejo de diarreas post-destete

Pedro E. Urriola.

Departamento de Producción Animal Universidad de Minnesota 

Referencias

Ball, R. O., &Aherne, F. X. (1982).Effect of diet complexity and feed restriction on the incidence and severity of diarrhea in early-weaned pigs. Canadian Journal of Animal Science, 62(3), 907-913.

Boudry, G., Péron, V., Le Huërou-Luron, I., Lallès, J. P., & Sève, B. (2004). Weaning induces both transient and long-lasting modifications of absorptive, secretory, and barrier properties of piglet intestine. The Journal of Nutrition, 134(9), 2256-2262.

Tung, C.M., & J. E. Pettigrew (2006).Critical review of acidifiers.National Pork Board. 2006.

Available at: http://www.pork.org/Documents/PorkScience/ReviewOfAcidifiers.pdf. Accessed June 2014.

Goodband, B., Tokach, M., Dritz, S., DeRouchey, J., and Woodworth, J.(2014).

Practical starter pig amino acid requirements in relation to immunity, gut health and growth performance.Journal of Animal Science and Biotechnology, 5(1),12. Heo, J. M., Opapeju, F. O., Pluske, J. R., Kim, J. C., Hampson, D. J., &Nyachoti,C. M. (2013). Gastrointestinal health and function in weaned pigs: a review of feeding strategies to control post ‐weaning diarrhoea without using in ‐feed antimicrobial compounds. Journal of Animal Physiology and Animal Nutrition, 97(2), 207-237.

Lalles, J. P., Bosi, P., Smidt, H., and Stokes, C. R. (2007).Nutritional management of gut health in pigs around weaning. Proceedings of the Nutrition Society, 66(02), 260268.

Lallès, J. P., Dreau, D., Salmon, H., &Toullec, R. (1996).Identification of soyabean allergens and immune mechanisms of dietary sensitivities in preruminant calves. Research in Veterinary Science, 60(2), 111-116.

Peace, R. M., Campbell, J., Polo, J., Crenshaw, J., Russell, L., &Moeser, A. (2011). Spraydried porcine plasma influences intestinal barrier function, inflammation, and diarrhea in weaned pigs. The Journal of Nutrition, 141(7), 1312- 1317.

Pluske, J. R. (2013). Feed-and feed additives-related aspects of gut health and development in weanling pigs. J AnimSciBiotechnol, 4(1), 1.

Thacker, P. A. (2013). Alternatives to antibiotics as growth promoters for use in swine production: a review. J. Anim. Sci. Biotechnol, 4, 35.

Estrategias nutricionales para el manejo de diarreas post-destete

Más información sobre este tema aquí

Estrategias nutricionales para el manejo de diarreas post-destete




Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista porciNews Junio 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

03-07-2020

Maíz

181€/Tm

3€/tm

Lleida

Trigo

03-07-2020

Trigo

192€/Tm

2€/tm

Lleida

Soja

03-07-2020

Soja

332€/Tm

11€/tm

Lleida

Cebada

03-07-2020

Cebada

162€/Tm

2€/tm

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
porciNews en
Youtube

 
logo