15/06/2018

Nutrición y Alimentación

Nutrición y Alimentación

get_the_title

Entrevista con Eugenio Cegarra García

Director de Formulación de De Heus Nutrición Animal

Proyecto MIMBIOPOR. ¿Qué es y cómo surge?

En el año 2015, diferentes empresas del sector de la alimentación animal plantearon la necesidad de desarrollar herramientas nutricionales eficaces para el momento en que las autoridades europeas y españolas actuasen ante el elevado consumo mundial de antibióticos en ganadería y ante la problemática del aumento de las resistencias a los antibióticos con el fin de racionalizar el uso de estas sustancias en la producción animal y de reducir su consumo.

Con esa idea, el 2 de julio de 2015 se firmó un convenio para crear un consorcio participado por De Heus y otras cuatro empresas: NOREL, DOMCA, ICS y Granja GGG, con el objetivo de aunar esfuerzos y sinergias y presentar un proyecto común que optase a las ayudas europeas del programa FEDER – INNTERCONECTA.

Así surgió MIMBIOPOR, conocido también como proyecto de “Tecnologías nutricionales para la minimización del uso de antibióticos en la producción de porcino”, que con financiación del Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Economía, se convirtió en un ambicioso programa I+D de tres años de duración.

 

¿Cuáles son sus objetivos?

El proyecto pretendía generar el conocimiento necesario para una correcta adaptación de las empresas que se dedican a la alimentación animal y para la creación de soluciones nutricionales que permitieran mitigar el efecto de la reducción de antibióticos.

En este sentido, no se trataba de eliminar completamente el uso de antibióticos, sino de racionalizar su uso ante un previsible contexto de mayor limitación normativa.

Se buscaba, en definitiva, adecuar los sistemas de alimentación para ganado porcino a un contexto de progresiva reducción de antibióticos.

Era, sin duda, un objetivo muy ambicioso en el marco de la nutrición animal: desarrollar estrategias nutricionales sostenibles y rentables económicamente, con unos resultados zootécnicos similares.

 

¿Cómo ha implementado DE HEUS los resultados de MIMBIOPOR en su catálogo de productos? ¿Con qué resultados?

Con la experiencia obtenida gracias a los ensayos realizados –once en total-, y con el conocimiento adicional adquirido a lo largo del proyecto, se ha lanzado ROMELKO®, una gama específica para la alimentación de lechones de la mano de DE HEUS.

El proyecto MIMBIOPOR ha proporcionado conocimiento y soluciones a un problema sanitario de primera magnitud como es el aumento de resistencias bacterianas a los antibióticos

Los piensos ROMELKO® han tenido muy buena aceptación entre los ganaderos. Este éxito se sustenta sobre los siguientes pilares:

  • Mejora de la estrategia nutricional a través de los conceptos de fibra digestible/indigestible, proteína ideal, mayor digestibilidad de los ingredientes proteicos, empleo de grasas de alta calidad y aditivos eficaces.
  • Desarrollo de una adecuada microbiota de los lechones durante el periodo de lactancia y, sobre todo, en el destete.
  • Prácticas de manejo de la alimentación, ya en el periodo de lactancia, para aumentar el consumo de alimento durante el destete, es decir, enseñar a comer a los lechones.
  • Aplicación del criterio Total Aproach, consistente en un conjunto de herramientas que ayudan al ganadero a controlar otros aspectos como la sanidad, el manejo y el ambiente.

 

¿Por qué es importante reducir la presencia de premezclas medicamentosas en los piensos?

La reducción de antibióticos en la ganadería es un reto que asume la industria alimentaria pero que posee un impacto general en toda la sociedad. Tiene por objeto final la reducción de las resistencias a los antibióticos de consumo humano.

Hay que decir que si bien los antibióticos han tenido un papel importantísimo en el control de enfermedades causadas por bacterias, la realidad es que tan solo 70 años después de su introducción nos enfrentamos a la posibilidad de un futuro próximo sin antibióticos eficaces con los que tratar algunas infecciones.

Un posible futuro sin antibióticos eficaces llevaría, en el peor de los casos, a un escenario en el que determinadas infecciones que hoy en día consideramos comunes, se vuelvan mortales.

Por lo tanto, se debe reducir el consumo de antibióticos en la nutrición animal, y especialmente el empleo de premezclas medicamentosas en los piensos, debiendo así dedicarnos los fabricantes a nuestra principal tarea, que es la nutrición animal.

Ante un incidente de tipo bacteriano en una granja existen otras herramientas de actuación, como la medicación a través del agua de bebida, método mucho más rápido y eficaz que la administración en piensos, ya que un animal enfermo siempre bebe, pero sin embargo muchas veces no ingiere alimentos.

 

¿Cómo garantiza MIMBIOPOR la rentabilidad al ganadero reduciendo la cantidad de antibióticos en los piensos?

El proyecto MIMBIOPOR, como he comentado antes, nos ha permitido obtener más información de la microbiota del intestino de los cerdos, y un mayor conocimiento general nutricional de los lechones, sobre todo, durante el periodo de destete.

Con ello hemos podido establecer una estrategia nutricional eficaz para la reducción del empleo de antibióticos y, al mismo tiempo, mantener una rentabilidad similar en las explotaciones porcinas, con unos parámetros zootécnicos muy parecidos en cuanto a ganancia media diaria e índices de conversión.

Además, el coste de la alimentación puede verse reducido y con ello incrementada la rentabilidad de las explotaciones. Para conseguirlo debemos trabajar con el ganadero de una manera integral: los fabricantes aportando soluciones nutricionales, y los veterinarios y expertos en producción porcina contribuyendo con su conocimiento en sanidad animal, manejo y control del ambiente.

Hay que señalar, no obstante, que los antibióticos siguen siendo una herramienta de primera magnitud para el control de las enfermedades infecciosas de los animales y no se puede renunciar a ellos. Se trata, simplemente, de utilizarlos de una forma más racional.

El uso de antibióticos sigue siendo necesario. Se trata de una herramienta terapéutica eficaz, pero MIMBIOPOR ha logrado producir animales en circunstancias de adecuada sanidad y manejo en granja, sin la utilización de este tipo de medicamentos. Ahora somos capaces de lograr similares resultados, con una menor exposición de los animales a los antibióticos.

porcino
porcino
porcino
porcino

Dejar un comentario