Disentería - labiana
Disentería Porcina
Patología

Disentería Porcina

La disentería porcina es una severa enfermedad entérica mucohemorrágica que afecta al intestino grueso de cerdos provocada por Brachyspira hyodysenteriae.

  •   Agente etiológico  

    Brachyspira hyodysenteriae: 

    • Bacteria Gram negativa anaerobia, perteneciente a la Familia Brachyspiraceae. 
    • Móvil y con forma de espiral.
    • Distribución mundial.
    • Sensibilidad a:
      • Calor
      • Luz UV
      • Desecación
      • Jabones y desinfectantes
    • Supervivencia en el ambiente favorecida por:
      • Bajas temperaturas
      • Presencia de heces
    • β-hemolítica.
    • Factores de virulencia:
      • Proteasas
      • Hemolisina
      • LPS

      Transmisión  

    • Contacto directo con portadores subclínicos.
    • Transmisión indirecta:
      • Heces contaminadas
      • Vectores: jabalíes, aves, roedores, animales domésticos (perros y gatos), insectos (moscas, cucarachas, etc)…

      Factores Predisponentes y Desencadenantes  

    • Estrés
    • Elevada densidad de animales
    • Manejo inadecuado
    • Limpieza y desinfección deficiente
    • Presencia de vectores
    • Dietas muy energéticas o con una elevada proporción de proteína
    • Sistema de producción:
      • Ciclo cerrado: menor riesgo de entrada, pero mayor persistencia en la granja
      • Sistema de integración: mayor riesgo de entrada, pero menor persistencia en la granja

     

      Patogenia  

    La infección por Brachyspira hyodysenteriae se produce por ingestión de material contaminado. El periodo de incubación es variable, dependiendo de la dosis infectiva, apareciendo los signos clínicos a los 5-21 días.

    Brachyspira hyodysenteriae alcanza el intestino grueso, donde prolifera y penetra en la mucosa, dañando a los enterocitos.

    La destrucción tisular se asocia a los factores de virulencia de la bacteria: lipopolisacáridos (LPS), toxinas y hemolisina.

    Los efectos sistémicos de la enfermedad se asocian a un desequilibrio hidroelectrolítico provocado por la colitis (el colon es incapaz de reabsorber los fluidos), conduciendo a la muerte del animal por deshidratación.

  • Población en riesgo: Cerdos en transición y cebo.

      Parámetros productivos  

    • Elevada mortalidad.
    • Retraso en el crecimiento.
    • Empeoramiento del IC y disminución de la GMD.

     

      Síntomas  

    • Apatía, depresión, inapetencia y adelgazamiento.
    • Deshidratación.
    • Cuadro diarreico (heces blandas a acuosas y mucosas a sanguinolentas:
      • Diarrea mucosa leve y sin alteración de la condición general.
      • Diarrea hemorrágica severa (mortalidad del 50-90%), con necrosis de la mucosa intestinal.

     

      Diagnóstico laboratorial  

    • Examen histopatológico: 
      • Edema y congestión de las paredes del colon.
      • Linfadenomegalia.
      • Mucosa intestinal inflamada, necrótica-hemorrágica, con contenido sanguinolento y maloliente adherido.
    • Demostración de la presencia de la bacteria por PCR en:
      • Heces;
      • Contenido intestinal;
      • Raspados de la mucosa intestinal.
    • Visualización de la bacteria en frotis obtenidos de la mucosa intestinal mediante microscopio. 

     

      Diagnóstico Diferencial  

    • Salmonelosis (Salmonella)
    • Peste Porcina Clásica (PPC)
    • Diarrea severa asociada a Brachyspira pilosicoli
    • Tricuriasis (Trichuris suis)

  •   Bioseguridad  

    • Gestión adecuada de los purines, dado que la bacteria puede sobrevivir durante mucho tiempo en las heces.
    • Doble vallado perimetral.
    • Pediluvios y rodaluvios.
    • Diseño de la explotación que permita la entrega de pienso y la recogida de cadáveres sin la entrada del camión. 
    • Vestuarios y uso de vestimenta específica.
    • Cuarentena de los animales nuevos durante al menos 3 semanas.
    • Programa de Destratización y Desinsectación.

      Higiene  

    • Sistema Todo Dentro-Todo Fuera: es fundamental realizar una correcta limpieza y desinfección de las instalaciones durante el periodo de vacío sanitario, con el fin de cortar el ciclo de transmisión.
    • Limpieza y desinfección: 
      • Corrales y pasillos
      • Instrumental y equipos que se hayan podido contaminar
    • Aplicación correcta de desinfectantes.

      Manejo  

    • Minimizar el estrés durante los cambios de alojamiento, mezcla de animales de diferente origen, pesaje o cambios de alimento.
    • Densidad de animales adecuada.

      Dieta  

    • Evitar cambios bruscos de la dieta.
    • Composición de la dieta: 
      • Soja: un incremento en el ratio proteína:carbohidrato, junto con un aumento del % de soja en la dieta conduce a alteraciones en el equilibrio de la microbiota intestinal.
      • Ingredientes altamente digestibles contribuyen a reducir las fermentaciones en el intestino grueso, inhibiendo la colonización por parte de B. hyodysenteriae.
      • Inulina: la fermentación de inulina por la microbiota intestinal conduce a la formación de ácidos grasos volátiles (AGV) y gases, reduciendo el pH del ciego y colon, lo cual podría prevenir la colonización.
    • Probioticos: hay estudios que demuestran la utilidad de la administración de probióticos como Lactobacillus (L. amylovorus, L. farciminis, L. rhamnosus, L. salivarius), Enterococcus (E. faecium) y Bifidobacterium (B. thermophilum) para lograr el mantenimiento de una microbiota intestinal sana.

  •   Antibióticos  

    Los antibióticos solo deben usarse con fines terapéuticos, siempre bajo prescripción veterinaria y tras haber establecido un diagnóstico definitivo en base a la sensibilidad de la bacteria. Los antibióticos más utilizados para la Disentería Porcina son:

    • Pleuromutilinas: 
      • Tiamulina
      • Valnemulina
    • Macrólidos: 
      • Tilosina
      • Tilvalosina
    • Lincosamidas: Lincomicina

Dejar un comentario