08/01/2018

Economía

Economía

precio insumos

Encarecimiento de la luz, gas e IBI – ¿Cómo afectará a la producción porcina?

Con la llegada del 2018, los agricultores y ganaderos se encontrarán con una subida de los costes energéticos -gas y electricidad- y del IBI.

La llegada del nuevo año trae consigo un encarecimiento de los insumos -acentuado por la sequía sufrida durante el 2017- que, tal y como han señalado las organizaciones de profesionales agrarios, no se podrá traducir en un encarecimiento de los alimentos comercializados dado que los precios “los marcan” los supermercados.

A este respecto, Donanciano Dujo, presidente de Asaja Castilla y León, ha indicado que el incremento de los impuestos e insumos no es una buena noticia para los ganaderos y agricultores, remarcando que “nuestras explotaciones están bajo mínimos“. Ha criticado duramente el encarecimiento de la luz, teniendo en cuenta que a los agricultores se les obliga a pagar un canon de potencia durante los meses que no riegan -septiembre a abril-.

 

En lo que concierne al IBI, resalta que más de 500 ayuntamientos de la Comunidad Autónoma han solicitado un aumento del IBI sobre naves agrícolas y ganaderas, de forma que “el valor catastral o fiscal que se aplica a los inmuebles de los pueblos es hasta más caro que en las capitales de provincia“.

Si bien, la legislación que ampara el IBI es de ámbito nacional, su gestión corresponde a las administraciones autonómicas, provinciales y locales, por lo que desde Asaja Castilla y León se insta a los ayuntamientos a que “no penalicen” al sector primario

 

Miguel López, secretario general de COAG-Andalucía señala que “ahora para producir un euro, tenemos que gastar 0,42€ en insumos” y que “desde el 2003 el sector agrario nacional ha perdido un 11,5% de su renta real“. Asimismo ha resaltado que, a pesar de el alto coste fiscal y de los medios de producción, y a la falta de soluciones a problemas, se están realizando grandes esfuerzos para la modernización e implementación de tecnologías, lo cual incrementa el nivel de endeudamiento.

El incremento del precio del gas repercutirá en mayor medida en la ganadería intensiva, y en consecuencia se prevé también un encarecimiento de los fertilizantes nitrogenados. A este respecto, Julián Morcillo, secretario general de UPA en Castilla-La Mancha remarca que el precio de los fertilizantes depende directamente de los del gas y los hidrocarburos, por lo que deberemos estar atentos a su evolución.

Morcillo ha señalado que la mayoría de los insumos requeridos por los agricultores y ganaderos suben “más o menos año tras año“, pero la presión de los mercados impide que se repercutan estos incrementos en los productos, por lo que influirán en las cuentas de resultados.

Por su parte, José Ramón González, responsable de Agricultura de Unións Agrarias, pone de manifiesto la “contradicción” que supone que las administraciones “vendan una situación de impuestos cero” para el ámbito rural cuando se prevén repuntes del IBI. Añade además que, a pesar de que muchas granjas se pasan a la biomasa como fuente energética, aumentarán los gastos de calefacción que deben asumir las explotaciones porcinas y reclama rebajas de módulos del IRPF tras un 2017 “ruinoso” para  Galicia.

Como nota positiva, el Ministerio de Hacienda se ha comprometido a mantener el sistema de módulos para agricultores, aunque inicialmente estaba previsto que el límite de facturación a partir del cual se impide tributar por módulo descendiera desde los 250.000 € actuales a 150.000.

No obstante el sistema de módulos continuará sin cambios en 2018 y no se modificará el umbral actual de gastos de los 250.000 €

 

Fuente Efeagro

porcino
porcino
porcino
porcino

Dejar un comentario