AUTOR

Gerardo Ordaz Ochoa

Centro Nacional de Investigación Disciplinaria en Fisiología y Mejoramiento Animal, Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias. Querétaro, México

Rosa E. Pérez Sánchez

Facultad de Químico Farmacobiología, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Michoacán, México

Ruy Ortiz Rodríguez

Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Michoacán, México

Durante la década de los 90´s la industria porcina se abocó a incrementar la productividad de la cerda a través de la implementación del destete temprano (<21 días).

  • Este método prometía, además del control de enfermedades transmitidas cerda-lechón, mejora en el desarrollo de los cerdos postdestete y, en consecuencia, menor tiempo para lograr el peso al sacrificio.

Sin embargo, la manipulación de la lactancia también preveía incremento en la intensidad reproductiva de la cerda; teóricamente se podría lograr 2.7 partos/hembra/año (Harris, 2001).

Aspecto que entusiasmó a los productores e invirtieron en la reingeniería de sus sistemas para establecer el destete temprano.

Implementado el destete temprano, los especialistas y productores detectaron que solo un objetivo se cumplía con esta nueva metodología: control de enfermedades.

  • El incremento en el número de partos/hembra/año no se cumplió; el retorno a estro era impredecible y se incrementaron las fallas reproductivas.
  • El flujo de producción se desfaso y provocó: mayor tasa de desecho de hembras.
    • Dicha experiencia generó que la mayoría de los sistemas porcinos retornaran a los esquemas convencionales de destete (21 a 28 días).

Las evidencias, durante el auge del destete temprano, indicaban que el destete a 21 días era el tiempo óptimo para la mayor expresión productiva de la cerda:

  1.  Completa involución uterina.
  2. Se aprovechaba la máxima producción de leche de la cerda.
  3. Durante la primera semana postparto las cerdas consumían poco alimento, por lo que, las dos semanas restantes parecían ser suficientes para que la cerda recuperar la reservas corporales pérdidas.

Sin embargo, muy pocos investigadores analizaron, durante ese tiempo, las adaptaciones digestivas y metabólicas que sufre la cerda durante el periodo de transición gestación- lactancia y su relación con el consumo de alimento y este a su vez, con la eficiencia reproductiva postdestete.





Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista porciNews Septiembre 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

17-09-2021

Maíz

272€/Tm

0€/tm

Lleida

Trigo

17-09-2021

Trigo

255€/Tm

5€/tm

Lleida

Soja

17-09-2021

Soja

412€/Tm

13€/tm

Lleida

Cebada

17-09-2021

Cebada

239€/Tm

3€/tm

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
porciNews en
Youtube