AUTOR

Ricardo P. Laub

Escola de Veterinária da UFMG. Brasil

Roberto M. C. Guedes

Doctor en Veterinaria - Facultad de Veterinaria de la Universidade Federal de Minas Gerais Belo Horizonte, MG (Brasil)

La producción porcina representa una fuente importante de proteína de alta calidad. Con el aumento de la demanda global por la carne, se espera que la porcicultura en las próximas décadas se desarrolle considerablemente para suplir esta demanda.  peste porcina africana

Sin embargo, el suministro de carne porcina cada vez se encuentra más amenazado por problemas sanitarios y, entre estos, la Peste Porcina Africana (PPA) es una enfermedad que viene generando grandes preocupaciones en la producción porcina mundial. Esto se debe a su introducción en Asia, afectando particularmente a China.

La infección de cerdos domésticos y salvajes por el virus de la Peste Porcina Africana (VPPA) puede resultar en una rápida mortalidad de casi todos los animales afectados. Asociado a esto, aún no existen vacunas efectivas contra la enfermedad, lo que complica aún más su control debido a la presencia de cerdos salvajes infectados en contacto con cerdos domésticos en algunas regiones del mundo, particularmente en el sur de Asia y Europa del Este, con mayor actualidad. preocupación en Alemania. 

Además, se ha prestado una enorme atención a las cepas de vacunas que circulan actualmente en China, asociadas con enfermedades clínicas, así como a la contaminación reciente de países del Caribe como República Dominicana y, potencialmente, Haití.

peste porcina africana

Se demostró que el virus identificado se originó en los cerdos salvajes. Desde entonces, este virus se ha ido propagando, inicialmente a la mayoría de los países del África subsahariana.

El primer informe de difusión transcontinental tuvo lugar en Portugal en los años 1957 y 1960. Desde allí llegó a otros países de Europa, el Caribe y Brasil.

La erradicación de la enfermedad tuvo lugar a mediados de la década de 1990, con la excepción de la isla italiana de Cerdeña, donde la enfermedad aún es endémica.

 La reintroducción del virus en Georgia en el Cáucaso en 2007 marcó una nueva era de transmisión, extendiéndose a Rusia, Ucrania y Bielorrusia, más tarde en 2014, los países bálticos y Polonia, y, en 2018, Europa del Este.

El escenario empeoró considerablemente con la detección del virus en China, con rápida propagación en el sur de Asia. 

Este año, 2021, el Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades Exóticas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) diagnosticó un brote de la enfermedad en República Dominicana, y luego de la confirmación, el país lo notificó a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) el 29 de julio. 

Al tratarse de una enfermedad de declaración obligatoria, la confirmación de casos en un nuevo país o región termina dando lugar a la imposición de restricciones comerciales. Por lo tanto, los intentos de controlar la enfermedad requerirán cooperación internacional, con estudios para desarrollar vacunas efectivas y otras estrategias de control.

 

peste porcina africana

La PPA es causada por un virus de ADN de doble hebra, un miembro único de la familia Asfarviridae. Este virus se replica en el citoplasma de monocitos y macrófagos.

Dentro de estas células, el virus altera estas células, lo cual es crucial para su patogénesis y evasión del sistema inmunológico. El genoma viral varía entre 170 y 193 kpb que codifican alrededor de 150 y 167 proteínas. 

peste porcina africana

  1. Entre los cerdos en general, el virus de la peste porcina africana puede transmitirse por contacto directo, ya sea por vía oral-nasal o por abrasiones cutáneas
  2. Se cree que la transmisión por aerosoles solo puede ocurrir en distancias cortas. 

Los animales infectados con cepas de virulencia baja y media pueden recuperarse de la enfermedad, sin embargo, en algunos casos, estos animales permanecerán infectados de forma crónica y, por lo tanto, serán fuentes de infección para otros animales.

Los cerdos salvajes africanos, cuando están infectados de forma crónica, desarrollan pocos o ningún signo clínico y viremia. 

Los cerdos salvajes de fuera del continente africano, en cambio, desarrollan signos clínicos de la misma forma que los cerdos domésticos. 

 

        3.Otra vía adicional de transmisión de la infección entre jabalíes que se ha sugerido es a través del contacto de estos animales con canales de cerdo infectadas. 

 

peste porcina africana

 

         4.Los seres humanos también pueden transmitir el virus de la peste porcina africana a través de materiales contaminados como ropa, botas, vehículos de transporte y cuchillos de caza, lo que provoca la transmisión del PPA a corta y larga distancia.

 

        5.El virus también puede sobrevivir durante semanas o meses en los productos cárnicos, y su uso en la alimentación de los cerdos domésticos puede provocar una infección. 

Cocinar productos de cerdo da como resultado la inactivación del virus, por lo tanto, la carne y los productos cárnicos cocidos no representan un riesgo de transmisión del virus de la peste porcina africana.

La patogenia de la infección en animales susceptibles se asocia con:

peste porcina africana

En los cerdos salvajes africanos, la infección no causa signos clínicos aparentes, excepto en animales jóvenes que desarrollan viremia de forma transitoria. 

El virus de la peste porcina africana puede causar una enfermedad hemorrágica altamente letal en los cerdos domésticos. Sin embargo, no solo esta forma se ha descrito en la literatura. 

Estas variaciones en la manifestación clínica existen, ya que dependen de la virulencia de la cepa viral, la edad del animal y su estado inmunológico

peste porcina africana

 

La forma aguda de la PPA se asocia generalmente a una fiebre elevada, superior a los 41°C, e incluye pérdida de apetito y letargo

La aparición de los signos clínicos se observa generalmente después de unos 3 o 4 días

A medida que avanza la enfermedad, los animales pueden dejar de comer, seguido de un empeoramiento del cuadro clínico general. 

Además, pueden observarse signos respiratorios, cianosis, ataxia, diarrea sanguinolenta, vómitos y, en caso de afectación de hembras gestantes, abortos.

Los hallazgos anatomopatológicos también dependen de la evolución de la enfermedad y, en general, reflejan la variabilidad mencionada anteriormente y se asocian con:

  • vasculitis, 
  • eritema cutáneo, 
  • edema pulmonar (Figura 1a), 
  • gastritis hemorrágica, esplenomegalia, 
  • linfoadenitis hemorrágica (Figura 1b) y 
  • hemorragias petequiales en los riñones (Figura 1c/d), pulmones y vejiga (Figura 1d). 

Existe una alta correlación entre la manifestación clínica de la enfermedad con la viremia y la detección del virus principalmente en el bazo y los ganglios linfáticos. 

Hay varias pruebas de laboratorio disponibles para el diagnóstico de la PPA y las muestras recomendadas para el análisis de laboratorio incluyen los ganglios linfáticos, los riñones, el bazo, el pulmón, la sangre y el suero

Para jabalíes, además de las muestras mencionadas anteriormente, la médula ósea también es una muestra excelente para recoger. 

Estas muestras de tejido serán útiles para el aislamiento o la detección directa del virus. Los transudados cavitarios y las muestras de suero también pueden utilizarse para la detección directa del virus, aunque se utilizan principalmente para la detección de anticuerpos.

Las técnicas más utilizadas y seguras para la detección e identificación del virus de la peste porcina africana son la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y la prueba de hemadsorción, esta última considerada el estándar de oro para el diagnóstico del virus de la peste porcina africana. 

Para la detección indirecta, la técnica recomendada para la detección primaria es la detección de anticuerpos anti-ASFV mediante ELISA. Las pruebas de inmunoperoxidasa indirecta, inmunofluorescencia indirecta e inmunotransferencia se utilizan como pruebas serológicas de confirmación.

En los casos sospechosos de PPA, se debe restringir el movimiento de los cerdos y realizar pruebas de diagnóstico lo antes posible. 

No existe ningún tratamiento ni vacuna de eficacia probada contra el virus de la peste porcina africana, a pesar de varios intentos. Los primeros intentos de desarrollar una vacuna se produjeron en los años 60 en Portugal, pero no tuvieron éxito.

Se han realizado varios estudios a lo largo de los años, con importantes avances, pero el virus es realmente complejo y la obtención de un biológico eficaz que induzca una sólida protección llevará algún tiempo. 

 

En Cerdeña, donde la enfermedad es endémica, las infecciones son leves o inaparentes, y las medidas preventivas incluyen el control del movimiento de los cerdos y sus productos, y las evaluaciones serológicas para detectar a los portadores. 

En África, además de las medidas mencionadas, es esencial controlar las garrapatas de O. moubata y evitar el contacto entre los cerdos africanos salvajes y los cerdos domésticos. 

Desgraciadamente, la PPA se está expandiendo en Asia y Europa, y recientemente se ha encendido la señal de alarma en América con la contaminación en el Caribe.

Son múltiples las formas de introducir el virus en las poblaciones porcinas, siendo el jabalí el principal responsable de su lenta y constante progresión.

Sin embargo, el hombre desempeña un papel fundamental en el transporte del virus a largas distancias, ya sea mediante el transporte de alimentos de forma clandestina, o incluso con el sello de las ayudas humanitarias. 

El papel del técnico veterinario se vuelve fundamental en el caso de las notificaciones tempranas que permitirán la implementación de programas de contingencia y mitigación de las consecuencias de la enfermedad, en caso de contaminación.

 

Especial Peste Porcina Africana en América

Peste porcina africana en las Américas: ¿Cómo prevenir su avance?

Bioseguridad, sí o sí, bioexclusión de la PPA del Continente Americano

 

[/registrados]

 



Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista porciNews Septiembre 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

22-10-2021

Maíz

274€/Tm

7€/tm

Lleida

Trigo

22-10-2021

Trigo

295€/Tm

9€/tm

Lleida

Soja

22-10-2021

Soja

407€/Tm

3€/tm

Lleida

Cebada

22-10-2021

Cebada

278€/Tm

10€/tm

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
porciNews en
Youtube