ABC Porcinio Pigtionary
11 Oct 2021

Efectos del ácido glutámico sobre la respuesta inmune y la salud intestinal del lechón

El tracto gastro-intestinal (TGI) digiere y absorbe nutrientes y actúa como una barrera contra los compuestos tóxicos y patógenos de las dietas.

Además, las células epiteliales intestinales se recubren con uniones estrechas paracelulares para regular la permeabilidad de la barrera intestinal, que está asociada con la absorción de nutrientes y la actividad inmunitaria.

 

La barrera epitelial en los cerdos recién nacidos se forma rápidamente con una menor permeabilidad intestinal y una absorción de nutrientes en forma líquida optimizada durante el período de lactancia.

Después del destete, los lechones se enfrentan a varios desafíos, como la separación de sus madres, la mezcla con otros lechones, la transferencia a nuevos entornos, el cambio de dietas líquidas digestibles a dietas sólidas y sistemas digestivos e inmunitarios inmaduros.

Generalmente, el estrés del destete induce la disfunción intestinal de los lechones destetados, lo que lleva a un menor crecimiento y un aumento de los problemas y enfermedades intestinales que son las principales preocupaciones en la producción porcina.

Se sabe que el ácido glutámico (GLU) es un aminoácido no esencial que está abundantemente presente en el organismo y desempeña una función esencial en el metabolismo celular y las respuestas inmunitarias.

El GLU es un precursor de la síntesis de proteínas y ha atraído la atención por sus diversas funciones metabólicas en los lechones destetados.