26 Oct 2021
Esto es un contenido de porciSapiens

Efecto de la vacunación de lechones frente al virus PRRS sobre la transición y el cebo

get_the_title



AUTOR

A. Martínez Gilaberte

Servicio Técnico Porcino, Vall Companys

L. Martí Arellano

Servicio Técnico Porcino, Vall Companys

La vacunación de lechones frente al virus PRRS con vacuna viva atenuada es una práctica cada vez más empleada para intentar contrarrestar los efectos de la infección en animales en crecimiento. Aun así, en ocasiones hay dudas sobre cómo y cuándo implementarla o qué mejoras pueden esperarse de la misma.

Este estudio se planteó con la hipótesis de que la vacunación de lechones recién destetados con una cepa viva atenuada del virus PRRS podría llegar a estabilizar el flujo de final de transición e inicio de cebo al reducir la viremia y la excreción vírica:

Reduciendo la presión de infección

Reduciendo la sintomatología clínica asociada

Mejorando los parámetros productivos

LA VACUNACIÓN DE LECHONES RECIÉN DESTETADOS CON UNA CEPA VIVA ATENUADA DEL VIRUS PRRS PODRÍA SER UNA HERRAMIENTA ÚTIL PARA CONTROLAR LA DISEMINACIÓN DEL VIRUS EN UNA EXPLOTACIÓN

El objetivo de este estudio fue evaluar la eficacia de la vacunación temporal de lechones como herramienta estratégica para reducir la recirculación del virus en la fase de transición y cebo, evaluado a partir del porcentaje (%) de bajas e índice de conversión.

 

MATERIAL
Y MÉTODOS

El estudio se llevó a cabo en una transición – “Granja A” – en Tauste (Zaragoza, España) entre agosto del 2019 y finales de mayo del 2020.

La “Granja A” se compone de 2 naves independientes y separadas espacialmente donde se reciben lechones de dos orígenes distintos:

“Origen B”: recepción semanal de lechones

“Origen C”: recepción de lechones cada 4 semanas

ESTATUS SANITARIO Y PLAN VACUNAL MEDIA

La ‘’Granja A’’ era PRRS positiva, Mycoplasma positiva y Aujeszky negativa.

En las granjas de cerdas B y C, las cerditas de reposición se vacunan y revacunan frente al PRRS en la adaptación y las reproductoras se vacunan en sábana cada cuatro meses. Por su parte, los lechones se vacunan frente a PCV en el destete.

En el momento del inicio de la prueba, los lechones de la ‘’Granja A’’ al final de transición (8ª-9ª semana de vida) eran positivos a PRRS (PCR y serología positivas).

DISEÑO EXPERIMENTAL

Se planteó la idea de la vacunación frente al virus PRRS debido a la continua circulación del virus al final de la fase de transición, lo que conducía a la inestabilidad sanitaria de la transición y del consiguiente cebo, marcada por una clínica respiratoria y un aumento de la mortalidad.

Se realizaron varios sangrados de los animales previamente a su vacunación para, mediante una técnica de PCR, determinar su estatus sanitario.

En un principio, se planteó realizar la vacunación frente al virus PRRS en ambos orígenes para reducir la presión de infección del virus en la transición. Por lo tanto, se inició la vacunación, tanto en el “Origen B” como en el “Origen C”, en el mes de agosto del 2019.

Los lechones provenientes de ambos orígenes se vacunaron a las 3 semanas de vida con 2ml de Porcilis® PRRS (MSD Animal Health) aplicada vía intramuscular en las tablas del cuello.

Sin embargo, sólo pudieron obtenerse resultados a cebo de los lechones del ‘’Origen C’’ de 2 lotes de vacunación (agosto y septiembre), ya que en el mes de octubre de ese mismo año se produjo un brote de PRRS en la granja de cerdas reproductoras, lo que conllevó destetar animales virémicos a PRRS, con el desafío que eso implicaba para los lechones del ‘’Origen B’’ de la nave adyacente.

Debido a la situación sanitaria del ‘’Origen C’’ en esos momentos, se decidió prescindir de su vacunación y continuar con la vacunación de los lechones destetados del “Origen B”.

Se vacunaron un total de 21.540 lechones del “Origen B” a las 3 semanas de vida, es decir, al mismo día del destete.

Los primeros lechones vacunados frente a PRRS entraron a cebo el día 24/09/19 y los últimos el 30/06/20.

Se analizaron los datos productivos (mortalidad, índice de conversión y consumo de medicamento por lechón salido) de los lechones vacunados del “Origen B”, tanto en la transición como en cebo, mediante un análisis test de Pearson, estableciéndose el nivel de significación en P≤ 0,05.

 

RESULTADOS

Los parámetros productivos de los lotes de lechones vacunados, valorados en aspectos como la mortalidad en transición (Gráficas 1 y 2) y cebo (Gráfica 3), mejoraron de manera significativa durante y tras la vacunación estratégica de lechones frente al virus PRRS, llegando incluso a mejorar los valores obtenidos antes de la infección.

 

CONCLUSIONES

Se detectaron diferencias altamente significativas entre lotes de lechones vacunados y no vacunados en cuanto a mortalidad (chi cuadrado de Pearson con corrección de continuidad= 129,823, gl=1; p<0,001), siendo la mortalidad en lotes vacunados menor.

La vacunación de lechones con 3 semanas de vida con la vacuna viva atenuada Porcilis® PRRS consiguió reducir significativamente la mortalidad en transición y cebo, así como reducir la clínica respiratoria en el destete.




 

logo