Disentería - labiana

05/04/2019

Patología

Patología

get_the_title

Diagnóstico de las Enteropatías Porcinas y control de la Disentería Porcina

El diagnóstico es la base del control y prevención de la Disentería Porcina, pero un diagnóstico erróneo puede conducir a tratamientos equivocados. ¿Cuáles son las pautas que no debemos olvidar?

La problemática de las infecciones mixtas

El diagnóstico es la base de cualquier medida de control y prevención de las enfermedades infecciosas. Un diagnóstico erróneo puede conducir a tratamientos equivocados cuyas consecuencias pueden ser graves, provocando alteraciones en la microbiota del cerdo, además de incurrir en un gasto inútil.

Existen microorganismos cuya presencia permite una interpretación de los resultados relativamente sencilla, ya que su presencia siempre está asociada a enfermedad, como por ejemplo Brachyspira hyodysenteriae, Brachyspira pilosicoli y el virus de la Diarrea Epidémica Porcina.

Por el contrario, para el resto de patógenos es necesario llevar a cabo estudios adicionales, puesto que su presencia es habitual en una gran proporción de las explotaciones o no siempre está asociada a enfermedad.

 

La presencia de infecciones mixtas es un fenómeno frecuente que puede condicionar e incluso llegar a anular la eficacia del tratamiento.

Por ello, ante la presentación de cualquier proceso digestivo en una explotación porcina, es importante partir de una buena anamnesis que permita orientar el diagnóstico, teniendo en cuenta la edad de los animales afectados y los principales patógenos que se aíslan en cada una de las fases productivas (Figura 1).

 

La importancia del diagnóstico laboratorial

El diagnóstico laboratorial es una herramienta complementaria a un estudio previo que oriente el análisis, siendo fundamental el conocimiento de lo que sucede en la explotación y que esta información se transmita al laboratorio.

En cuanto a la recogida y envío de las muestras:

  1. Deben estar correctamente identificadas
  2. Deben estar recogidas en animales no tratados (afecta muy negativamente a la sensibilidad de las técnicas de aislamiento)
  3. Deben ser representativas
  4. Deben recogerse en fase inicial de la enfermedad
  5. Deben ser frescas y en cantidad suficiente
  6. El envío debe ser urgente y refrigerado

 

 

Las claves de un buen diagnóstico de la Disentería Porcina

La Disentería Porcina es una enfermedad infecciosa que afecta a cerdos en transición o cebo, provocando importantes pérdidas económicas.

Esta enfermedad está producida por Brachyspira hyodysenteriae, una espiroqueta intestinal del cerdo caracterizada por ser anaerobia estricta y producir β-hemólisis en medios de cultivo con sangre.

  EPIDEMIOLOGÍA  

La Disentería Porcina se transmite por vía fecal-oral, con un periodo de excreción variable (10-14 días) y en ausencia de tratamiento puede causar la muerte del 30-50% de los animales.

Los animales que se recuperan presentan un deterioro de los índices productivos, sobre todo en el índice de transformación y ganancia de peso.

En España se identifica esta bacteria en el 30-40% de los brotes de colitis en cerdos de cebo.

  SINTOMATOLOGÍA  

La Disentería Porcina se caracteriza por producir una diarrea mucohemorrágica, observándose inicialmente heces con un color grisáceo, que evolucionan a heces acuosas con moco y sangre sin digerir.

 

¿Existen otras brachyspiras que puedan provocar diarreas en cerdos?

A la hora de valorar la posibilidad de que en una granja haya un brote de Disentería Porcina, puede ser interesante tener en cuenta a Brachyspira pilosicoli, una espiroqueta intestinal del cerdo que, al igual que B. hyodysenteriae, se caracteriza por ser anaerobia, pero que en este caso produce α-hemólisis.

A diferencia de B. hyodysenteriae, B. pilosicoli se asocia a la Espiroquetosis Intestinal Porcina, una enfermedad que no presenta signos clínicos tan evidentes. Afecta a cerdos de cualquier edad tras el destete, siendo más frecuente a las 8-16 semanas de vida e identificándose normalmente en infecciones mixtas.

Diarrea moderada en la mayoría de los casos que se resuelve por sí sola en poco tiempo, provocando una pérdida de peso y disminución del apetito. Las heces tienen una apariencia similar al cemento húmedo.

 

CULTIVO, AISLAMIENTO & IDENTIFICACIÓN

LABIANA LIFE SCIENCES colabora con Aquilón CyL, el laboratorio de referencia en España para diagnóstico de enteropatías porcinas, en el diagnóstico de enteropatías y control de la Disentería Porcina.

En relación a Brachyspira hyodysenteriae, agente causante de la Disentería Porcina, entre las labores que lleva a cabo este tipo de laboratorio cabe destacar:

El diagnóstico microbiológico

La realización de antibiogramas frente a Brachyspira según las recomendaciones del PRAN (Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos de la AEMPS)

La determinación del CMI (Concentración Mínima Inhibitoria) para los antibióticos frente al género Brachyspira y la comunicación de su evolución

La creación de mapas epidemiológicos

El diseño de estrategias para el control inmunoprofiláctico

El estudio de las distintas cepas disponibles (más de 1.000 aislados) con el fin de desarrollar una vacuna frente a la Disentería Porcina

  AISLAMIENTO  

El aislamiento de las espiroquetas comienza con la siembra de las muestras (3-5 muestras de heces, hisopos o fragmentos de intestino grueso, sin congelar y obtenidos de cerdos sin tratar) en medio de cultivo selectivo, realizando una incubación en condiciones de anaerobiosis en una estufa hasta que se produzca hemólisis y se observen espiroquetas.

Si en 6 días no se observan, el resultado será negativo.

Es muy importante matizar que las muestras que se envíen deben proceder de animales que no hayan recibido tratamiento alguno, ya que complica el éxito del diagnóstico.

  IDENTIFICACIÓN  

Identificación a partir del cultivo: con las muestras que presenten hemólisis y en las que se observen espiroquetas, se procede a la confirmación mediante PCR multiplex de B. hyodysenteriae y/o B. pilosicoli en el caso de que se pretenda solicitar antibiograma (ATB) o producción de una autovacuna.

Identificación a partir de muestras de heces: si no se va a realizar ATB o producción de una autovacuna, el método más rápido para obtener el resultado sería la extracción de ADN a partir de las heces y confirmación por PCR multiplex convencional.

  TEST DE SENSIBILIDAD ANTIMICROBIANA  

Para la realización del antibiograma, es necesaria la obtención del cultivo puro, un proceso laborioso y dependiente de la calidad de las muestras enviadas.

Hay que tener en cuenta la presencia en placa de otras especies bacterianas más potentes que dificulten o puedan impedir su obtención.

Una vez obtenido el cultivo, el antibiograma se lleva a cabo mediante la técnica de microdilución sobre placa comercial, que tiene una duración de 4 días, obteniendo la concentración mínima inhibitoria (CMI) para:

Pleuromutilinas: Tiamulina y Valnemulina

Tetraciclinas: Doxiciclina

Macrólidos: Tilvalosina

Lincosaminas: Lincomicina

  TIPIFICACIÓN  

Las técnicas de serotipado de B. hyodysenteriae son muy complejas, por lo que en la actualidad se utilizan técnicas moleculares para confirmar la variabilidad dentro de la especie.

La tipificación de los aislados se realiza mediante el análisis de repeticiones en tándem, comparando un locus entre cepas diferentes y analizando 8 loci diferentes.

 

La importancia de un protocolo vacunal adecuado

A la hora de establecer un protocolo vacunal frente a B. hyodysenteriae, es importante tener en cuenta el sistema de producción y el tipo de animales:

Granjas de ciclo cerrado

Producción de lechones

Cebaderos

Producción en puntos separados

Cerdo ibérico

Sobre el autor

Sandra González Rodríguez

Departamento de Sanidad Animal Enfermedades Infecciosas. Facultad de Veterinaria Universidad de León. Directora de la Unidad de diagnóstico y autovacunas de Aquilón CyL SL.

Dejar un comentario