25/02/2020

Bioseguridad

Bioseguridad

Controlando las poblaciones de jabalíes en Cataluña

La gran densidad de poblaciones de jabalíes en Cataluña supone un riesgo sanitario para la producción ganadera, siendo importantes las medidas puestas en marcha para su control.

El descenso de la población de jabalíes es muy positivo, ya que permite reducir el riesgo sanitario que supone la presencia de estos animales cerca de las explotaciones ganaderas y los conflictos que generan en las zonas urbanas y periurbanas. 

La densidad de población de los jabalíes ha experimentado una reducción generalizada en la mayor parte del territorio catalán durante el 2018 y 2019 debido a la intensificación de la caza, la menor producción de bellota en el otoño de 2017 y las reiteradas sequías.

Este descenso en el número de jabalíes es variable, pero a lo largo del 2018 la mayor parte de las poblaciones de jabalíes se redujeron en un 2-27% con respecto al 2017.

La zona en la que el descenso ha sido más importante (44-66%) ha sido en la zona del Pirineo y Prepirineo, lo que se atribuye a las sequías, fuertes nevadas y heladas, baja disponibilidad de bellotas y la intensificación de la caza para mitigar la presencia de la tuberculosis bovina.

No obstante, en cuatro observatorios (Sant Llorenç del Munt, Montañas de Prades, macizo del Garraf y las Gavarres) se ha registrado un incremento de la densidad de jabalíes (↑16-35%) con respecto a la temporada anterior. Este aumento se atribuye a factores locales como la mayor disponibilidad de alimento complementario (cultivos) y una menor incidencia de sequías.

A pesar de los esfuerzos, las poblaciones de jabalíes siguen siendo altas

Si bien, se ha logrado reducir el tamaño de las poblaciones de jabalíes en Cataluña, no se puede bajar la guardia, ya que estos animales se pueden reproducir rápidamente y, actualmente, se calcula que en Cataluña haya aproximadamente 190.000 jabalíes. 

Es importante tener en cuenta que en otoño de 2019 hubo una mayor disponibilidad de alimento, lo que conlleva un aumento de la natalidad en los jabalíes. Así, solamente en el caso de zonas que han sufrido fuertes sequías se puede esperar una reducción de la densidad de estos animales.

No obstante, en las zonas con amplia disponibilidad de agua y alimento, es previsible que el número de jabalíes vaya en aumento, siendo esencial continúen las labores de caza para que, a falta de depredadores naturales, se logre mantener estas poblaciones bajo control. 

Leer más sobre el control de las poblaciones de jabalíes

Fuente: Generalitat de Catalunya



Dejar un comentario