08/06/2018

Bioseguridad Patología

Bioseguridad Patología

Control del PRRS – La Bioseguridad lo cambia todo

Un grupo de investigación de la Universidad Estatal de Iowa ha evaluado los factores que influyen directamente en los brotes de PRRS para establecer medidas de bioseguridad prioritarias.

En las explotaciones porcinas de todos los tamaños y modelos de producción existen numerosos factores que influyen en la aparición y evolución brotes del Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRS).

Por ello, investigadores de la Universidad Estatal de Iowa (ISU), han realizado un estudio detallado de las prácticas de riesgo asociados al PRRS, comparando las medidas de bioseguridad aplicadas en lotes con una incidencia baja de PRRS con las aplicadas en lotes de alta incidencia, tanto entre granjas como dentro de las mismas.

El objetivo del estudio fue describir las principales diferencias en cuanto a la bioseguridad entre los lotes de cerdas reproductores con una alta y baja incidencia de PRRS, con el fin de optimizar el tiempo dedicado a la evaluación de las medidas de bioseguridad.

El número de eventos es determinante

Según Daniel Linhares (ISU) “no es lo mismo destetar lechones a diario que una vez a la semana y la frecuencia con la que entra y sale el personal en las instalaciones también tiene influencia. Por ello, si bien no se puede evitar la entrada de cerdos y personas, se recomienda organizar al personal y los flujos de animales de forma que se reduzca el número de eventos“.

Es necesario llevar a cabo una evaluación completa y detallada de la bioseguridad para identificar los riesgos para una población de cerdos en concreto. – Daniel Linhares

La información obtenida de este estudio también permitirá identificar el número mínimo de preguntas que, combinadas, ofrecen una buena correlación con la frecuencia esperada de brotes de PRRS, lo cual permitiría a los productores valorar con mayor frecuencia la vulnerabilidad de la granja a la introducción de la enfermedad.

Los aspectos de la bioseguridad evaluadas para cada grupo de cerdas reproductoras se evaluaron mediante una encuesta elaborada por el Dr. Derald Holtkamp (ISU), incluyendo 346 preguntas sobre demografía, densidad, brotes de PRRS, frecuencia de eventos de riesgo, medidas de bioseguridad aplicadas en el transporte, movimientos del personal, gestión de cadáveres, entrega de suministros, etc., comparándose posteriormente los resultados de grupos de alta y baja incidencia de PRRS.

Las granjas con una alta incidencia de PRRS tenían una mayor frecuencia mensual de entrada y salida de personas de la granja, así como una mayor frecuencia de movimiento de cerdos. 

El riesgo relativo de que se produzcan brotes de PRRS puede medirse mediante la “puntuación de la bioseguridad” a base de las encuestas, lo cual sería una herramienta muy útil para que los productores puedan identificar los puntos críticos a mejorar.

Fuente: swinehealth.org

porcino
porcino
porcino
porcino

Dejar un comentario