14/11/2018

Nutrición y Alimentación

Nutrición y Alimentación

¿Cómo influye la nutrición en el desarrollo mamario de la cerda?

La producción de leche por parte de las cerdas determina el crecimiento de los lechones lactantes, siendo la estimulación del desarrollo mamario imprescindible para maximizar el número de lechones destetados.

Lograr que las cerdas sean capaces de producir suficiente calostro y leche para alimentar a su camada es un gran reto en la producción porcina actual, siendo un factor limitante del crecimiento de los lechones.

En el artículo de revisión publicado por Chantal Farmer en Journal of Animal Science, pone de manifiesto la importancia de estimular el desarrollo mamario para aumentar la producción de leche y lograr destetar el máximo número de lechones.

Tratamientos nutricionales 

Algunos estudios han demostrado que existen tratamientos nutricionales que pueden incrementar el peso del tejido mamario en hasta el 27-52%.

Alimentación de primíparas

Se ha demostrado que la restricción del alimento a partir de los 90 días de edad (pero no antes) y hasta la pubertad tiene un impacto negativo en el desarrollo mamario de las cerdas. 

Por el contrario, se ha comprobado que la alimentación ad libitum durante este mismo periodo aumenta el peso del parénquima mamario en un 36-52%. 

Condición corporal de las primíparas

Es importante lograr que las cerdas alcancen la pubertad con una condición corporal óptima, ya que cerdas obesas (36 mm EGD) o delgadas (12-15 mm EGD) tienden a desarrollar menos tejido mamario al final de la gestación.

Alimentación durante la gestación y lactación

Se ha comprobado que una alimentación con un exceso de energía al final de la gestación tiene efectos negativos, mientras que una mayor ingesta de energía y proteína durante la lactación estimula el desarrollo del tejido mamario. 

Es evidente que es necesario seguir profundizando en cómo afecta la alimentación al rendimiento de las cerdas y en su capacidad para producir leche. Esto rendundará en un mayor número de lechones destetados, más saludables y con mayor peso, es decir, mejor preparados para afrontar la transición y alcanzar su máximo potencial en el cebo. 

En este sentido, la nueva tendencia hacia la alimentación de precisión parece estar marcando el camino, con sistemas que permiten una alimentación mucho más individualizada y controlada para que cada cerda tenga la condición corporal óptima en cada fase de su ciclo de producción. 

Leer artículo completo: Farmer, C. (2018). Nutritional impact on mammary development in pigs: a review. Journal of Animal Science, 96(9), pp.3748-3756.

porcino
porcino
porcino
porcino

Dejar un comentario