26 Ago 2020

¿Cómo afrontar la infertilidad estacional en cerdas?



La infertilidad estacional a finales de verano y principios de otoño ocasiona pérdidas económicas significativas en granjas de cerdas reproductoras. ¿Cómo podemos hacerle frente?

A finales de verano y principios de otoño, es frecuente encontrar un aumento de casos de infertilidad entre las cerdas reproductoras. Este fenómeno se asocia las temperaturas elevadas y a una disminución de las horas de luz.

La consecuencia más evidente de la infertilidad estacional es una reducción en el número de partos y un aumento de cerdas vacías.

Según un estudio de AHDB Pork, las cerdas primíparas son menos susceptibles a la infertilidad estacional, ya que no cuentan con el calor producido durante la lactación.

Así, el calor generado durante la lactación unido al calor ambiental hace que las cerdas multíparas sean más susceptibles al estrés por calor, especialmente antes del destete.

Las cerdas que sufren estrés por calor ingerirán menos pienso, lo que tiene un impacto negativo en el desarrollo de los folículos ováricos. Asimismo, las deficiencias nutricionales asociadas a una menor ingesta se traducen en una menor producción de hormona luteinizante, lo que conduce a un retraso en el retorno al celo y una disminución en las tasas de concepción y parto.

Estrategias para el manejo de la infertilidad estacional

  • Monitorizar la ingesta de pienso de las cerdas

En el caso de que las cerdas no estén comiendo, se recomienda adoptar medidas para refrescarlas o ofrecerles un pienso más rico energéticamente

  • Utilizar sistemas de ventilación y refrigeración para minimizar los efectos del calor
  • Alimentar a las cerdas al menos 2 veces al día en el caso de que no reciban alimento ad libitum

Estrategias para mitigar el estrés por calor

Contar con un stock adicional de cerdas puede ayudar a garantizar que la granja funcione a su máxima capacidad. Por ello, se puede incrementar el número de cerdas nulíparas en mayo para asegurar el funcionamiento óptimo de la granja a finales del verano.

En este sentido, en las granjas con reposición propia, se debería contar con un sistema que produzca el número necesario de cerdas en cada lote.

¿La infertilidad podría tener otro origen? 

  Factores genéticos  

Las camadas grandes pueden suponer una mayor carga para la cerda.

Si la ración de lactación no es adecuada para un mayor número de lechones, las cerdas comenzarán a movilizar sus propias reservas corporales, conduciendo a una pobre condición corporal y la interrupción de la ovulación.

La duración de la gestación varía en función del genotipo, siendo importante que el personal detecte y monitorice el estro antes del servicio, no simplemente inseminar un día concreto de la semana.

  Almacenamiento y conservación del semen  

Si el semen no se conserva adecuadamente puede perder calidad, especialmente en épocas calurosas. Por ello, es importante mantenerlo a la temperatura adecuada.

El semen debe conservarse a una temperatura constante de 16-18ºC, monitorizando diariamente que se mantiene dentro de este rango de temperatura.

  Edad de la cerda  

Las cerdas de más edad son más susceptibles a padecer infertilidad estacional y a partir del 6º parto comienza a disminuir la fertilidad.

Fuente: Farmers Weekly

Leer más sobre infertilidad

Diagnóstico de procesos reproductivos en porcino

Decálogo nutricional frente a infertilidad estival




Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista porciNews Septiembre 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

16-10-2020

Maíz

195€/Tm

6€/tm

Lleida

Trigo

16-10-2020

Trigo

215€/Tm

7€/tm

Lleida

Soja

16-10-2020

Soja

411€/Tm

16€/tm

Lleida

Cebada

16-10-2020

Cebada

190€/Tm

6€/tm

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
porciNews en
Youtube

 
logo