get_the_title



AUTOR

Cristina García

Departamento Técnico de AQUAGAN BIOCIDAS SL.

Elisa Paúl

Departamento Técnico de AQUAGAN BIOCIDAS SL.

Miriam Labrador

Departamento Técnico de AQUAGAN BIOCIDAS SL.

El agua es un nutriente esencial para los animales, siendo el componente mayoritario de su organismo.

El agua posee funciones que permiten el desarrollo de los procesos biológicos necesarios para la vida, y aunque se conoce el papel fundamental que ejerce en ganadería, en ocasiones no se le presta la atención necesaria.

Para asegurar la salud y el bienestar de los animales, las explotaciones deben garantizar el aporte de agua en cantidad suficiente y con una calidad microbiológica y fisicoquímica adecuada.

El control del agua debe formar parte del plan de bioseguridad y cualquier fallo pondrá el peligro el estado sanitario de los animales y los parámetros zootécnicos de la explotación se verán afectados.

En este artículo profundizaremos en tres aspectos claves para asegurar la calidad microbiológica del agua de consumo: el control del tratamiento de potabilización, la L+D del sistema de distribución del agua y el control analítico.

 

CONTROL DEL TRATAMIENTO DE POTABILIZACIÓN

Cualquier tratamiento de potabilización, aunque sea automático, debe ser ajustado y revisado periódicamente ya que hay factores que afectan a la efectividad de los productos utilizados para el tratamiento de agua, como es la presencia de materia orgánica y la temperatura ambiente.

Por ello, es necesario realizar controles semanales de la concentración residual de desinfectante en el agua, idealmente en el inicio y en el final de línea.

De igual manera, es importante que exista un registro que incluya estas mediciones y las medidas correctoras que se tomaron en caso de resultados insatisfactorios.

El parámetro utilizado para determinar la concentración residual de desinfectante y los valores óptimos varían en función del desinfectante utilizado:

Estas mediciones y registros son adecuados para llevar a cabo un control a medio plazo. Sin embargo, si nuestro objetivo es realizar una medición en continuo del tratamiento y acondicionamiento del agua, los paneles analizadores multiparamétricos son la solución más adecuada.

Gracias a ellos, se consigue una dosificación proporcional automática del producto biocida que permite la desinfección eficaz del agua, independientemente de los factores externos.

 

Estos instrumentos permiten controlar diversos parámetros programables de manera conjunta:

pH

Potencial redox (ORP)

Cloro total

Cloro libre

Dióxido de cloro

Conductividad

Turbidez

Temperatura, etc.

Una de las combinaciones de parámetros más frecuentemente utilizadas son el ORP y pH.

El ORP sirve para medir la energía química de oxidación-reducción mediante un electrodo, que lo convierte en energía eléctrica, expresado en mV.

La OMS establece este parámetro como uno de los más fiables para la medida de la calidad sanitaria del agua potable.

Una de las principales ventajas es que puede utilizarse independientemente del biocida aplicado, ya que todos los biocidas actúan como oxidantes.

Esto se debe a que la medida del ORP no tiene relación directa con la concentración en ppm del desinfectante, sino que mide la actividad de oxidación en el agua.

Las medidas de ORP dependen del valor de pH. Para desinfectantes clorados como el hipoclorito de sodio, el cloro disponible para la desinfección está presente en dos formas químicas en el agua:

El ácido hipocloroso
El ion hipoclorito

El ácido hipocloroso presenta 100 veces mayor capacidad desinfectante que el ion hipoclorito y, la presencia en mayor proporción de uno y otro varía en función del pH.

Para este tipo de productos, los valores óptimos de ORP se sitúan entre 650 – 700 mV. Estos niveles de mV en el agua, indican que el biocida producirá una rápida inactivación microbiana y que el agua estará adecuadamente desinfectada.

Así pues, la medida en continuo del ORP y pH del agua tratada permite el ajuste de la cantidad de agente biocida oxidante añadido al agua necesario para reaccionar con la materia orgánica y reducir las poblaciones microbianas hasta los niveles deseados.

De esta forma, se asegurará una correcta desinfección del agua mediante un sistema de bajo coste de instalación y mantenimiento.

Los modelos actuales de paneles de monitorización y control son capaces de almacenar directamente los valores de lectura o bien pueden ser transferirlos a un ordenador.

En cuanto a la conectividad, algunos de estos paneles permiten su uso en modo remoto para el telecontrol de la instalación a través puerto USB, ethernet o WIFI, acercando la explotación a la granja 4.0.

 

LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DEL SISTEMA DE DISTRIBUCIÓN

Otro de los puntos críticos de control en las explotaciones que más influyen en la calidad microbiológica del agua es el sistema de distribución del agua.

El sistema de producción actual tiende cada vez más a la administración de productos vía agua (medicamentos, piensos complementarios, etc.).

Este modo de uso es rápido y eficaz, pero estos productos pueden dejar restos y residuos en las conducciones, depósitos y bebederos, por lo que se debe prestar especial atención a la aparición de obstrucciones y la formación de biofilm.

Los biofilms tienen un impacto sanitario muy elevado ya que pueden servir de reservorio de microorganismos patógenos como Salmonella spp. o Escherichia coli y vehicularse vía agua a los animales.

El agua puede ser potable a la entrada de la explotación o a la salida del depósito de tratamiento, pero sin un adecuado mantenimiento del sistema de distribución, el agua puede recontaminarse y poner en riesgo el estado sanitario de los animales.

Además, la presencia de restos medicamentosos puede reducir la eficacia de otros fármacos por interacciones entre ellos. Por ello, es vital realizar la limpieza de las líneas tanto en el vacío sanitario como durante la crianza.

 

EN VACÍO SANITARIO

Las limpiezas en vacío sanitario son altamente recomendables para eliminar toda la suciedad del sistema de distribución de agua, y así comenzar una nueva crianza con las mejores condiciones.

Son limpiezas más agresivas y efectivas que en presencia de animales, independientemente del producto que utilicemos.

Estas limpiezas son más seguras, puesto que no hay riesgo de que los animales puedan ingerir los restos de suciedad y biofilm presentes en la tubería.

Generalmente, para este tipo de limpieza se llenan tuberías con la mezcla de agua y producto a alta concentración y se dejan inundadas durante un mínimo de 6 horas. Los depósitos y balsas de las explotaciones también deben ser limpiados periódicamente con los productos indicados.

Para este tipo de aplicación, los productos suelen ser de carácter ácido que permiten la eliminación de incrustaciones y restos calcáreos.

En AQUAGAN BIOCIDAS contamos con el PERACIDE GAN H5, basado en una combinación equilibrada de peróxido de hidrógeno y ácido peracético y que cuenta con el registro de autorización para su uso en agua de consumo.

 

 

EN PRESENCIA DE ANIMALES

Las limpiezas en presencia de animales se realizan con el producto a menor concentración, puesto que no nos interesa que se desprenda gran cantidad de biofilm y suciedad que pueda ser ingerida por los animales y generar algún tipo de problema sanitario.

Para este tipo de limpiezas, podemos utilizar el medicador tras cada medicación o bien, depósitos intermedios.

En este caso, serán los animales los que extraigan el agua por las tetinas, a diferencia de la limpieza en ausencia de animales. Para evitar que ingieran parte del biofilm, se recomienda abrir puntos finales, a poder ser con presión, y así extraer gran parte de la suciedad por estos puntos.

Generalmente, el tipo de productos utilizados son de carácter básico. Su composición y su poder alcalino permite la eliminación de los residuos grasos y proteicos, así como los restos de tratamientos medicamentosos, materia orgánica y biofilm.

En AQUAGAN BIOCIDAS disponemos del producto alcalino no espumante AQUA-FILM CIRCUITOS, compuesto por hidróxido de potasio y sales alcalinas, que utilizado durante 48-72 h después de la aplicación de medicamentos o suplementos nutricionales vía agua, permiten una limpieza eficaz de los depósitos, medicadores, tuberías y bebederos.

 

CONTROL ANALÍTICO EN LABORATORIO

Es imprescindible verificar de forma periódica que los sistemas y protocolos se están desarrollando correctamente. Por ello, es necesario realizar el análisis microbiológico y fisicoquímico del agua, con una periodicidad semestral y anual, respectivamente.

Actualmente, los parámetros que se analizan son los dispuestos en el RD 140/2003, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano. Sin embargo, la administración pública ya está trabajando para realizar la trasposición a la legislación nacional de la Directiva (UE) 2020/2184 relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano.

Concretamente, uno de los puntos más novedosos de esta normativa es la inclusión de los colifagos como control operacional con el objetivo de comprobar la eficacia de los procesos de tratamiento frente a los riesgos microbiológicos.

Los colifagos son virus bacterianos que infectan bacterias coliformes como Escherichia coli, se eliminan por las excretas fecales y no se replican en el agua a no ser que existan bacterias coliformes a las que infectar, siendo por ello un indicador fecal útil.

Gran parte de los colifagos poseen una estructura similar a los virus entéricos patógenos como los Enterovirus, Adenovirus y Norovirus, que pueden provocar graves problemas sanitarios en las explotaciones.

Los colifagos tienen un comportamiento similar a los enterovirus con respecto al tratamiento químico del agua, por lo que determinar su presencia puede ser una herramienta útil para el seguimiento y control de los niveles bajos de contaminación, sobre todo en aguas tratadas con cloro, ya que los colifagos poseen una resistencia al cloro superior a la de los Enterovirus.

Por ello, la detección de colifagos nos puede indicar ya no solo la presencia de bacterias patógenas de origen fecal, sino también de la posible presencia de virus de transmisión entérica.

Como hemos visto, el aseguramiento de la calidad del agua en la granja requiere de asesoramiento por parte de empresas especializadas en el tratamiento de agua en ganadería, como AQUAGAN BIOCIDAS, ya que proporcionamos un asesoramiento integral y soluciones adaptadas a las necesidades de nuestros clientes.

Leer más sobre AQUAGAN BIOCIDAS



Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista porciNews Noviembre 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

03-12-2021

Maíz

283€/Tm

1€/tm

Lleida

Trigo

03-12-2021

Trigo

315€/Tm

-3€/tm

Lleida

Soja

03-12-2021

Soja

426€/Tm

-16€/tm

Lleida

Cebada

03-12-2021

Cebada

300€/Tm

-7€/tm

Complejo entérico

Ileítis Porcina

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
porciNews en
Youtube

 
logo