ABC Porcinio Pigtionary
15 Jun 2021

Calostro y leche: Impacto en el desempeño productivo del lechón

El calostro tiene una función importante, ya que proporciona al lechón inmunidad pasiva derivada de la cerda después del nacimiento. 

También es la principal fuente de nutrientes y péptidos promotores del crecimiento para el desarrollo del tracto intestinal en el recién nacido, lo que contribuye en gran medida a la inmunidad pasiva.

En comparación con la leche normal, el calostro de las cerdas contiene:

altas concentraciones de nutrientes (proteínas y grasas) e

inmunoglobulinas (IgG, pero también IgA, IgM),

células inmunitarias y

diversas sustancias antimicrobianas como la lactoferrina.

Por lo tanto, el calostro juega un papel esencial en la supervivencia y el crecimiento de los cerdos y es la primera contribución a la reducción de la diarrea neonatal.

Si bien el calostro está disponible gratuitamente durante las primeras horas después del nacimiento, en las cerdas modernas, el acceso al calostro puede verse limitado debido al gran número de lechones nacidos.

Por lo tanto, la producción y la ingesta de calostro son uno de los aspectos más desafiantes para las razas de alta producción.

A diferencia de la producción de leche, que depende en gran medida de la demanda de los lechones y del tamaño de la camada, la producción de calostro es limitada (se estima que varía entre 2,5 y 5,0 kg en 24 h para una camada de 8 a 12 lechones) y muy variable entre las cerdas.

La variabilidad en la producción de calostro de las cerdas no solo está determinada por aspectos nutricionales, sino que también se ve afectada por:

 número de partos de la cerda: las cerdas jóvenes hasta 3 o 4 partos producen más calostro que las cerdas viejas

 desarrollo de las glándulas mamarias y

 estado endocrino: variaciones individuales en la respuesta de progesterona y prolactina, un retraso en el intercambio de estas hormonas antes del parto puede reducir drásticamente la producción de calostro.

Es más, la vitalidad de los lechones puede limitar su capacidad para succionar calostro. A medida que aumenta el tamaño de la camada, aumenta el número de lechones de bajo peso y poca vitalidad, con una menor ingesta de calostro.

Sin embargo, la producción de leche también puede depender del estado metabólico de la cerda. Está ampliamente aceptado que el crecimiento fetal durante la última etapa de la preñez y la síntesis de calostro y leche durante la lactancia conducen al estado catabólico de las cerdas, la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) y la inducción de estrés oxidativo.

Por lo tanto, las cerdas pueden experimentar un aumento del estrés oxidativo y la inflamación durante la gestación y el período inicial de la lactancia, lo que podría afectar a las células epiteliales mamarias.

 

ALIMENTACIÓN DE LA CERDA