get_the_title



AUTOR

Dr. Christof Rapp

Investigador principal sector porcino, Zinpro Corporation

La cojera disminuye significativamente la productividad en las granjas de cerdos y cerdas reproductoras, por lo que se recomienda a los productores que den mayor prioridad a las medidas de prevención a fin de reducir la incidencia y el impacto de las lesiones en las pezuñas.

Según el Dr. Christof Rapp, investigador principal en el sector porcino de Zinpro Corporation, la cojera no es un tema al que se le dé demasiada importancia en la mayoría de las unidades de cerdas, mientras que su impacto en el rendimiento es significativo y sigue siendo un problema de bienestar importante.

En su opinión, el granjero solo ve el problema cuando es crónico, mientras que las lesiones más leves a menudo pasan desapercibidas ya que están debajo de la pata. Esto, en la práctica, significa que las intervenciones para reducir las cojeras son más bien escasas.

Y COMENTA:

«Con alrededor del 15% de todos los sacrificios de cerdas debidos a la cojera, esta se ha identificado como la tercera causa más importante de sacrificios» (Figura 1).

«Pero aún así, se subestima el coste real, ya que la cojera es, a menudo, un factor que contribuye a un aumento adicional de los sacrificios debidos a problemas reproductivos y de rendimiento. En pocas palabras, las cerdas cojas son menos prolíficas y se sacrifican por el efecto más que por la causa».

El Dr. Rapp señala que el impacto de la cojera en la productividad es un motivo de preocupación importante. En la Tabla 1 se resume un estudio en el que se compararon los rendimientos relativos de cerdas con cojera y sin cojera durante un período de 350 días.

«En el grupo de cerdas cojas se sacrificó a un 21% más de animales.

Con un costo promedio de 570 € por nulípara, esto aumentaría los costos de reemplazo en 11.980 € por cada 100 cerdas. Muchas de las cerdas sacrificadas eran animales jóvenes. Puesto que se necesitan tres camadas para que la cerda sea rentable, este sacrificio adicional tiene consecuencias reales en las ganancias».

«En el mismo período, el grupo de cerdas con cojera también produjo un 43% menos de lechones, lo que evidencia el efecto de esta dolencia sobre la productividad. Frente a este nivel de pérdidas económicas, está claro que otorgar una mayor prioridad a la prevención de la cojera puede brindar beneficios significativos».

Asimismo, el Dr. Rapp afirma que no debe subestimarse la incidencia de las lesiones en las pezuñas. En un estudio importante se examinó la incidencia de lesiones en 15 unidades de cerdas en toda Europa y se registró el número de lesiones moderadas y graves en las patas traseras utilizando el sistema de puntuación de las lesiones de pezuña Zinpro FeetFirst®.

«En promedio, el 56% de las pezuñas estaban afectadas y la menor incidencia registrada fue del 35%. El porcentaje más alto de lesiones en una granja individual fue superior al 80%, lo que demuestra la magnitud del problema. Con todo, solo se registraron las lesiones moderadas y graves, por lo que estos porcentajes no reflejan el alcance total del problema, ya que es seguro que otras cerdas presentaban lesiones menores que empeorarán con el tiempo».

El Dr. Rapp explica que hay dos categorías principales de lesiones de pezuña en las cerdas. Si se comprende cuál es el tipo de lesión que afecta a la piara, es posible implementar medidas correctoras eficaces.

«El tratamiento de la cojera en las cerdas es a menudo difícil y poco práctico, por lo que debemos centrarnos en la prevención eficaz».

 

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES LESIONES DE PEZUÑA EN CERDAS?

SOBRECRECIMIENTO DE LOS TALONES

El sobrecrecimiento de los talones es la lesión de pezuña más frecuente en las cerdas y su incidencia es mayor entre los animales alojados en cubículos y en estabulación libre.

En estas lesiones, la uña externa crece demasiado, lo que desequilibra las cargas entre la uña interna y la externa. En consecuencia, la uña externa soporta más peso, lo que provoca inflamación en los tejidos debajo del talón.

 

  FACTORES DE RIESGO  

La causa inicial de las lesiones del talón suele ser la condición del suelo, sobre todo cuando es duro o no se mantiene en buenas condiciones.

Los listones gastados son causa importante de problemas y los objetos que sobresalen aumentan el riesgo de lesiones.

La higiene es otro factor contribuyente, ya que estar de pie en el estiércol reblandece el estuche córneo, lo que facilita la invasión bacteriana.

 

GRIETAS EN LA LÍNEA BLANCA

La otra forma común de lesiones, las grietas en la línea blanca, suelen asociarse a suelos húmedos y sucios, y a la falta de higiene. También pueden ser consecuencia de las luchas entre cerdas.

«La línea blanca conecta la pared con la suela. El estuche córneo es blando a la altura de la línea blanca, que es su punto débil; un buen símil sería la lechada entre los azulejos.

Cualquier cosa que debilite el estuche córneo, como un suelo, puede permitir que se instale una infección que producirá la inflamación de la pezuña.

Los traumatismos mecánicos como las peleas, los empujones y los resbalones también pueden provocar grietas en la línea blanca y el talón».

El Dr. Rapp señala también que los problemas metabólicos, como la mastitis y la metritis, predisponen a las cerdas a padecer lesiones podales. La inflamación y la mala calidad del estuche córneo pueden ser más problemáticos alrededor del parto.

 

¿QUÉ MEDIDAS ADOPTAR FRENTE A LAS COJERAS?

Una vez que conocemos el tipo predominante de lesión, podemos adoptar las medidas necesarias para reducir los problemas.

Si el problema son las grietas en la línea blanca, fíjese en el suelo. ¿Está resbaladizo y húmedo? Si es así, ¿se puede mejorar la superficie? Si en el corral hay luchas y comportamientos agresivos, observe cómo se mezclan los grupos de cerdas, especialmente si se mezclan cerdas viejas con cerdas jóvenes.

Si el problema es el sobrecrecimiento de los talones, observe detenidamente la higiene y el estado de todos los suelos.

 

El Dr. Rapp acepta que el recorte de pezuñas no es una opción común o práctica, ya que el granjero necesita invertir en instalaciones para llevarlo a cabo, pues el equipo no puede trasladarse de una granja a otra por razones de bioseguridad. También dice que el valor relativo de una cerda significa que los productores están menos predispuestos a invertir.

Asimismo, afirma que conseguir un estuche córneo más fuerte es un arma importante en la batalla contra la cojera, de forma que será mas resistente a los factores ambientales que predisponen a las cerdas a padecerla. Su consejo es asegurarse de que todas las dietas contengan los niveles requeridos de cinc, cobre y manganeso en una forma que se absorba y metabolice de manera eficiente.

«Estos oligoelementos son fundamentales para la formación de queratina y, por lo tanto, tienen un efecto positivo sobre la fuerza del cuerno y la curación de las lesiones de pezuñas y piel».

Es imprescindible garantizar que los minerales estén altamente disponibles metabólicamente para el animal. En concreto, deben ser:

Estables al pH bajo del estómago

Solubles

De fácil absorción

No verse afectados por antagonistas

Ciertos tipos de oligoelementos orgánicos (minerales de rendimiento) tienen estas características superiores y utilizan los llamados “transportadores de aminoácidos” para su absorción.

En un ensayo, se alimentó a cerdas con las mismas cantidades de cinc, manganeso y cobre, pero de diferentes fuentes, y se evaluó la incidencia de cojera (Gráfica 1) en los distintos grupos.

Todas las cerdas recibieron las mismas dosis de cinc, manganeso y cobre procedentes, bien de fuentes inorgánicas únicamente, o bien de una combinación de fuentes inorgánicas y orgánicas.

Las cerdas que habían recibido 50 ppm de Zn, 20 ppm de Mn y 10 ppm de Cu en forma orgánica como Availa®Sow (Zinpro Performance Minerals®) presentaban un 16,5% menos de cojeras.

 

CONCLUSIÓN DEL DR. RAPP

«Si el productor desea reducir la pérdida económica que supone la cojera de las cerdas en su negocio, debe observar el tipo de lesiones prevalentes en sus corrales y tomar medidas para eliminar los factores causales. Al mismo tiempo, aconsejaríamos asegurarnos de que el suministro de oligoelementos esté diseñado para garantizar la resistencia óptima de la pezuña y brindar a las cerdas la mejor defensa de primera línea contra este tipo de problemas».




Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista porciNews Junio 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 

Materias Primas

Patrocinado por:

Mercados:

Lleida

Maíz

25-09-2020

Maíz

185€/Tm

1€/tm

Lleida

Trigo

25-09-2020

Trigo

203€/Tm

4€/tm

Lleida

Soja

25-09-2020

Soja

376€/Tm

31€/tm

Lleida

Cebada

25-09-2020

Cebada

178€/Tm

4€/tm

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
porciNews en
Youtube

 
logo